Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Como ya dijimos, la simple ausencia de Steve Jobs ha dejado una macworld “vacía”. Al menos en esencia. No se puede hacer un KeyNote sin que lo presida Steve Jobs.

Evidentemente no ha sido por capricho de este, sino por graves problemas de salud, aunque aun permanece a cargo de la compañía.

Esta MacWorld será la última a la que asista Apple y deja tras de si un sabor agridulce para todos, más agrio que dulce. Las escasas novedades se pueden contar con una mano, y posiblemente la más importante es la supresión por fin de DRM en las canciones de iTunes:

-Nuevos MacBook Pro de 17” con un aumento en la batería
-iTunes se aleja de DRM
-Algo de software nuevo

Básicamente ha sido todo.

Desde mi punto de vista el lanzamineto de otro MacBook no es más que una cuestión de marketing, “hay que sacar más pasta con lo que tenemos”, sino no tiene sentido que cada muy poco tiempo salga un prodcuto similar ligeramente modificado. No sigo que no sea mejor, digo que ligeramente, es como el Touch viejo frente al touch nuevo. Misma filosofía.

Por otro lado la supresión paulativa de DRM en las canciones es más que lógica, y parece que las discográficas con las que Apple tenia acuerdos han ido cediendo poco a poco a distribuir sus canciones sin DRM. Era algo que no se sostenía!! Comprar algo tan solo para ser usado en un sitio o dos.

Como digo, sin ilusión ni pena ni gloria, se pasa estos días por los puestos de la MacWorld. Un aire de abandono, de falta de ideas frescas… solo puedo pedir desde aquí que Steve Jobs pueda mejorarse en la medida que pueda, no por el destino de Apple ni mucho menos, a fin de cuenta más valen las personas que las empresas, aunq esto no sea compartido muchas veces por muchos.

Un saludo