Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Hace una semana aproximádamente, Google sacó una interesante noticia sobre que su portal YouTube estaba probando una nueva versión de este sin el uso de flash, solo usando el nuevo estandar HTML5. Vamos a explicar un poco que pasa y que es esto.

HTML5 es una nueva especificación HTML (el lenguaje de programación usado en la red) que sustituye a la actual HTML4 con el fin de hacerla más independiente a otras extensiones o funciones implementadas por terceros que no son estándares. Así, HTML5 implementa una gran cantidad de funciones y posibilidades que actualmente no están disponible para HTML4. Por desgracia no es facil poner de acuerdo a todos los interesados para crear unas especificaciones que gusten a todos, y más cuando hablamos de un estandar que será usado en muy poco como algo prácticamente mandatorio.

El problema? Implementar un estandar nuevo en los navegadores no es algo tan sencillo. Lo bueno es que no se requieren de nuevos servidores Web, pero los navegadores si quieren poder interpretar las nuevas páginas, tienen que estar adaptadas a ello.

Hay que tener en cuenta que actualmente no existe ningun navegador en el mercado que sea completamente compabiel con HTML5, ni mucho más lejos!! hay navegadores que tienen ya implementadas ciertas, repito, ciertas especificaciones y funcionalidades de HTML5.

El problema lo ha ocasionado esta vez Google con YouTube. Entre las muchas características que tiene HTML5 es la posibilidad de incrustación de videos sin necesidad de pasar por tecnologías de terceros como Flash, SilverLight… sino que el mismo motor de renderizado (layout) del navegador sería el que sabrái interpretar el video y tendría los codec necesarios para poder visionar el contenido. La idea es muy buena, por ejemplo de este modo no sería necesario ya tener que pagar licencias flash para crear contenido y poner videos en dicho formato. ¿Pero cual es el problema entonces? El problema es decidir que Codecs tomar por estándares en HTML5. Y aquí comienza la guerra.

Mozilla desde la versión 1.9.1 de Gecko (su layout, lo que fue la versión 3.1 de Firefox) soporta la funcion de HTML5 de videos, pero tan solo implementa el codec de Video Theora y el Codec de Audio Vorbis. Esto no es una decisión precipitada ni mucho más lejos, lo que sucede es que ambos codec son de uso completamente gratuito, así como su implementación a todos los niveles. En su contra tiene que no son los mejores Codec del mercado ni mucho menos.

Ópera por su parte hizo exáctamente lo mismo desde la versión 2.5 de Presto (su layout o engine), implementando los mismos codec que Firefox.

Google Chrome (o Safari, los dos comparten el mismo layout) por su parte no estaba muy de acuerdo, y en WebKit 525 implementaron tanto Therora/Vorbis como H264/AAC.

Internet Explorer por contra, y su Engine Trident, no soporta directamente ni uno ni otro, no es compatible con esta función de HTML5, de echo a penas implementa nada de HTML5.
————-

Sin duda alguna H264, aka MPEG4 part 10, aka AVC, es el mejor codec ahora mismo que existe para el vídeo, dejando muy atrás a Theora. El problema sin embargo es que está fuertemente patentado. En realidad el sentido común nos dice que si lo que se pretende es crear un estandar, este estandar deberá de ser abierto, no tendría mucho sentido crear un estandar que los propios desarolladores tendrían que pagar para poder usarlo si quieren publicar un video en h264. Por otro lado tampoco tiene sentido que Mozilla o Google tengan que pagar la friolera cantidad de 5 Millones de dolares al año en concepto de licencia para poder implementar este codec. Si, no he nombrado ni Apple ni MS por una sencilla razón. Tanto Apple como MS son por así decirlo vendedores de licencias de la MPEG LA, con lo que casi con toda seguridad ellos o no tendrían que pagar nada o tendrán seguro contratos mucho más permisivos y cuotas igualmente rebajadas.

El problema salta estos días pq YouTube ha sacado una nueva versión específica con soporte para HTML5 pero usando h264, por lo que tan solo aquellos que usen ahora mismo Chrome o Safari podrían usar dicho sitio.

Es complejo… por un lado yo soy defensor aférrimo de los estándares… pero tb lo soy de H264. Usar Theora es un retraso en cuanto a tecnología se refiere, pero es cierto que la licencia de uso de H264 no será liberada hasta finales de 2010. Lo ideal sería evidentemente que la MPEG LA concediese licencias gratuitas o llegan a acuaerdos con Mozilla, pero esto es complicado y poco creible. Y no solo afecta a los propios navegadores!! Ahora mismo si has comprado la suite Flash puedes crear un video flv codificarlo en H264 y publicarlo. En cambio si lo haces sobre html5 no hace falta pagar a Adobe por flash… pero si es un vide “comercial” tendrías que pagar licencias igualmente a la MPEG LA para poder publicarlos… lo cual es como digo absurdo para un estandar. Apple evidéntemente prefiere H264 por uan cuestión de que ellos no tienen que pagar nada, y MS ni siquiera soporta actualmente HTML5. ¿Pero porqué entonces Google ha comenzado abriendo este portal en h264 para HTML5?

Es facil… H264 es mucho mejor codec, lo que implica que para la misma calidad obtienes videos más pequeños, lo que se traduce en menos ancho de banda para Google y menos espacio para sus videos. Si tenemos en cuenta la embergadura de YT, no estamos hablando de unos cuantos megas al año. Y por otro lado, google ya tiene su propia plataforma para codifiación de h264, no olvidemos que flash desde hace ya tiempo usa h264 como codec. Para Google es mucho más comodo y mejor.

Aun no se sabe como va a acabar todo. El sentdo común nos dice que se debería de usar Theora… al menos un año más hasta que vayan cumpliéndose las patentes. Tb sabemos que Google no suele tener problemas en rectificar, y sinceramente si ve que es un problema, se adaptará a Theora, no tienen los remilgos e historias de Apple. Aun así… habrá que esperar. Si se extendiese el uso de HTLM5 con H264 supongo que al fina Firefox se vería obligado a pagar los 5Millones de dolares al año… aunque esto sería una carga al final para todos.