Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Hace un día o dos hablábamos del fiasco tecnológico que había sido (y es) el iPhone 4, a los problemas de cobertura en los zurdos y otros. Ayer mismo decía que un prestigioso buffet americano estaba pensando si entrar en ello y demandar a Apple.

Pues bien, no han sido precisamente los primeros, y se les han adelantado, aunque la demanda que estaría preparando el otro buffet de abogados sería diferente, es decir, esta no es la primera demanda que puede ver Apple en estos días.

La primera demanda ha llegado, y no solo contra Apple, sino también contra AT&T, según queda recogido en Gizmodo, en el cual se adjunta incluso una copia de la demanda ya presentada, podemos verlo AQUI. Básicamente se centra en el problema de diseño de la antena:

  • Negligencia general (Apple y AT&T)
  • Defecto en diseño, fabricación y ensamblaje (Apple)
  • Violación de la Garantía (Apple)
  • Violación de la Garantía implícita por la comercialización del producto (Apple y AT&T)
  • Violación de la Garantía implícita de conveniencia para un uso particular (Apple y AT&T)
  • Prácticas de comercio engañosas (Apple y AT&T)
  • Terjiversación intencionada (Apple y AT&T)
  • Negligencia por engaño (Apple y AT&T)
  • Fraude por ocultación (Apple y AT&T)

Y es que tienen toda la razón del mundo. El problema es que Apple lo tiene complicado para salir de esta airoso. Primero, no son pocos los que han percibido este problema, no un caso aislado. Esto además de verificar el problema deja claro que es un problema de diseño (y está comprobado que así lo es). Si a esto le sumamos las palabras de Steve Jobs, el supuesto alto volumen de ventas, la circular de Apple… todo ello hace que cada uno de los puntos citados anteriormente tenga bastante peso. Además, en un mundo capitalista como el nuestro, un buffet de abogados no metería las narices en un sitio donde sabe que no podría ganar.

Eso sí, incluso en EEUU, los juicios no se resuelven en dos días, aunque afortunadamente no tardan lo que aquí. Además, para Apple hay un gran problema añadido, que es la mala prensa. Si el otro buffet de abogados, bastante prestigioso por lo visto, interpone una segunda demanda, el tema tendrá cada vez más peso mediático e incluso los medios lo tendrán complicado para mantenerse al margen, sobre todo cuando anuncian por todo lo alto ese millo y medio de terminales vendidos. El daño es triple: 1º ante una sentencia desfavorable a Apple, podría obligar retirar TODOS los iPhone vendidos hasta el momento y restituirlos por otros nuevos, y por supuesto detener la venta de todos aquellos que sufran del mismo problema. 2º se enfrentaría a una dura sanción económica, sobre todo por fraude, engaño y negligencia. 3º la confianza de sus fanboys. Aunque esto último estoy seguro que aun habrá muchos que defiendan al bueno de Jobs, a fni de cuenta la mayoría de ellos no se compraron un iPhone 4 para hablar por telefono, sino para lucirlo. Y por supuesto no se puede olvidar de la ocultación desmesurada por parte de Apple de no asumir ningún tipo de responsabilidad, y achacar todo constantemente a problemas normales que sufre cualquier terminal.

Y sobre AT&T? el problema se puede extrapolar a ellos en algunas cuestiones. Por ejemplo, se podría demostrar que ATT estaba al corriente de ello, con lo cual tiene gran culpa en el asunto de los terminales vendidos directamente por ellos. Lo mismo sobre la garantía, ya que si tu compras un terminal a ATT el responsable es él, aunque en última instancia sea Apple. Si ATT no se hace cargo de un iPhone 4 está violando la garantía que tiene el cliente, aunque este lo haga porque Apple no lo autoriza, pero aun así ATT se tendría q hacer cargo, y ser este quien demandase a Apple por no hacerse cargo a su vez de sus devoluciones.

Veremos con el tiempo como queda todo. Es evidente, que Apple tarde o temprano corregirá el problema en el hardware con o sin reconocerlo, pero ello no quita que esos 1.5 millones de iphone vendidos sean todos defectuosos. Eso quiere decir que no es raro que comiencen a verse ofertas de sus ventas pro ebay y muchos otros lugares si Apple no se hace cargo de ellos. También es cierto qeu el grueso de iPhones que se van a vender son precisamente esos 1.5 millones, que son los más fanáticos de todos que sin pensar los compran. Aunqeu también es cierto que estaría bien tener datos no de los que se venden, sino de los que se devuelven