Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

En un movimiento inesperado por parte de Google, y cuando creíamos que el asunto sobre el tag <video> de las especificaciones futuras HTML5 estaba más o menos cerrado, Google ha eliminado el soporte que ya disponía Chrome para usar el codec H264 para la especificación HTML5.

Para muchos, esto puede no tener ningún tipo de importancia, pero todo lo contrario, este tipo de decisiones afectarán de forma directa e indirectamente a millones de usuarios, no solo aquellos que usen Chrome, evidentemente no es un movimiento por parte de Google para crispar a sus usuarios precisamente, sino más bien a Apple.

Como ya sabemos, Apple negó rotúndamente el uso de Flash en todos sus dispositivos, alegando que Flash era una tecnología muerta, que el futuro era HTML5 y bla bla bla. Podemos decir que Apple hizo una campaña más que agresiva en contra de la tecnología Flash. Dentro de todo lo que implica Flash (que por mucho que quiera hacer creer Apple no solo sirve para ver videos), Flash es una opción eficaz para el visionado de videos, es más, el 90% de todos los videos online son posibles verse por medio de Flash.

Hace unos meses, Google en otro movimiento inesperado liberó el código fuente de VP8, y con él el proyecto webM, con la intención de que en las especificaciones finales de HTML5 se incluya este como estandar. Por aquella época se barajaba el poder usar Theora o H264 como posibles Codec de Video para HTML5, y evidentemente H264 era una opción más que superior frente a Theora. Google añadió una tercera opción francamente viable con VP8. VP8 no es tan sofisticado ni con tan buenos resultados como H264, pero sí lo sufucuente para aguantar el tipo.

La respuesta por parte de los navegadores fue bastante exitosa, y la gran mayoría de los fabricantes de hardware y software dieron su apoyo a Google y a su proyecto WebM, puesto aunque h264 sea un codec superior, es igualmente cierto que su uso está sujeto a fuertes patentes. Incluso el propio consorcio de la MPEG LA, que son quienes gestionan los derechos de esta tecnología, comunicaron que no cobrarían ningún tipo de royalti a los navegadores o sus usuarios por usar la tecnología H264, pero claro… cualquier creador de contenido que quisiese usar con fines comerciales (por ejemplo) cualquier video, tendría que pagar por ello. Por ejemplo, se estima que Google paga anualmente millones de euros por poder usar h264 en Youtube.Por el contrario, WebM es un proyecto abierto, por el cual no hay que pagar ningún tipo de licencia sea cual sea su uso.

Por tanto, ante tal anuncio Mozilla felicitó enormemente esta medida y añadió soporte para WebM a Firefox, Opera se unió al club, Google añadió a Chrome evidentemente soporte para WebM e incluso Microsoft anunció que Internet Explorer 9 si bien no tendría soporte nativo para WebM, sería posible usarse si el equipo en cuestión tuviese los Codec instalados. En cambio, y como era de esperar, Apple no se mencionó en modo alguno sobre Safari, navegador incluido en todos sus dispositivos portátiles, y por supuesto en MAC OS.

¿En que afecta esto?

Es simple, con este movimiento Google logra que tan solo Safari e Internet Explorer tengan soporte para H264, mientras que todos los navegadores exceptuando Safari tengan soporte para WebM. Si tenemos en cuenta además que tanto Microsoft como Apple son beneficiarios directos de H264 (ambos administran licencias para H264, es decir… cuanto más se usa H264 más cobran), es más que posible que en las especificaciones HTML5 finales tan solo se incluya WebM como estandar, con lo que Apple se quedaría en una situación muy comprometida, dado que tampoco posee soporte Flash en sus dispositivos portátiles, y costaría trabajo que se desdiciese después de todo lo que dijo sobre él.

Esto, si produce un efecto en TODOS los usuarios de iPhone, iPod Touch e iPad!! Pensar simplemente en Youtube. Quizás Google tenga dinero más que de sobra para permitirse poder codificar TODOS los videos de YT en diferentes formatos (para H264, para WebM, para Flash…), pero para la gran mayoría de los mortales, esto no es una opción, y si tiene que escoger el formato en el cual codificar sus contenidos, lo harán siempre en aquel formato que más difusión tenga. Pensar por ejemplo en cualquier tienda que quiera vender contenido visual, o portales de vídeo, o televisiones… Es por ello que actualmente, el 95% usan Flash como reproductor, (aunque este use en última instancia H264, pero bajo Flash).

Para ver el impacto de esto, Google podría en cualquier momento anunciar que su portal YT deja de codificar videos para HTML5 H264, y eliminar todos sus vídeos en dicho formato. ¿Que sucedería? Que ningún iPhone, iPad o iPod Touch podría visionar ningún video de YT, dejando estos dispositivos prácticamente “ciegos”. Aun cuando Google no llegue a usar dicha arma, si es más que probable que en unos meses anuncie no la eliminación de los videos ya creados, pero sí dejar de publicar nuevos vídeos bajo esta tecnología, lo cual implicaría que los dispositivos portátiles de Apple dejarían de tener acceso a los vídeos creados desde dicha fecha. En cambio, para cualquier otro usuario esto no sería mayor problema, primero porque prácticamente todos soportan Flash y WebM

 

Apple tiene 3 opciones, y presupongo que lo que Google ha querido hacer con este movimiento es un Jaque a Apple y examinar los movimientos que pueda hacer ahora. Como he dicho, Apple tiene 4 opciones, y por desgracia para ellos ninguna es agradable para ellos, implican o vergüenza, o la ira de sus clientes, o pérdida de volumen de negocio…:

  • Incluir WebM en sus dispositivos: Esta sería posiblemente la opción menos traumática, dado que Apple no ha arremetido de forma tan contundente contra WebM como ha hecho contra Flash (aunque ha defendido a capa y espada el uso de H264). El problema es que muchos de sus dispositivos portátiles como sus iPod Touch 1G o 2G, iPhone 2G e iPhone 3G se quedarían posiblemente sin soporte. Claro que esta opción aun reflejaría aun más la decisión dele estandar HTML5 para usar WebM como estandar, siendo un varapalo a todo lo que Apple ha proclamado (además de para el bolsillo de MS y Apple)
  • Desdecirse sobre Flash: Esto es poco probable teniendo en cuenta todo lo que dijo, le faltó solo cargarse en los muertos del creador de esta tecnología. En un acto de arrogancia Apple aseguró que gran parte de los problemas de seguridad de MAC OS eran por parte de Flash, que era una tecnología absurda y sin futuro, que era lenta, que no era… recordemos la carta abierta que escribió el señor Jobs. Esta opción sería la más beneficiosa a todos sus clientes y usuarios, tantos los actuales como los futuros!! pero claro, sería asumir no solo el error, sino la arrogancia.
  • No hacer nada: Dejar que pase el tiempo, lo cual no dañaría su imagen propiamente dicha, solo a los cientos miles millones de usuarios dejan de poder tener acceso al poco contenido que de por sí pueden ya ver desde sus dispositivos. Recordemos que a día de hoy simplemente por no tener soporte flash, TODOS los usuarios de Apple están muy muy limitados a la hora de navegar por la red. Si a eso le sumásemos el poder ver cada vez menos videos en YT o en cualquier otro sitio…

Es pronto para saber si Google dará un paso más en esta “guerra”, pero lo que está claro es que puede, que el portal más grande del mundo en vídeos es suyo, que posee una cuota del mercado de los navegadores que duplica o triplica la de Apple, y que simplemente con la decisión de dejar de servir contenido en h264 bajo HTML5 dejaría fuera de un plumazo a TODOS los usuarios de iPHone, sin que a ellos le repercutiese en nada (en nada entre comillas, el negocio de Google es la publicidad), el daño que ocasionaría a Apple sería tremendo!! Estos se verían obligados a adaptar de forma urgente webM o Flash, y supongo que se decantarían por el primero.

No es la primera arma que esgrime Google, es evidente. Aunque Google tiene buenas aplicaciones en el App Store de Apple, es evidente que por regla general están a años luz de las aplicaciones para Android de este. Por un lado da algo de sus aplicaciones para los iPhoneros, mientras que a sus androides los trata a cuerpo de rey, tan solo hay q ver la diferencia del navegador Chrome de Android o por supuesto, que la propia aplicación de Mapas frente al navegador GPS androide :), y como esto son cientos.

Como hemos dicho, estoy seguro que este no será el último capítulo de la guerra por HTML5