Si hace solo unas horas hablaba del bombo que se le había dado a la noticia sobre el fallo de seguridad que permitía en ciertas circunstancias exponer nuestra agenda y nuestro calendario a terceros, Google no solo ha compadecido, sino que ya ha solucionado el problema… y no será necesario ninguna actualización por parte de nadie.

El comunicado ha sido corto, y claro, que a día de hoy ya han comenzando a actualizar los servidores y que en unos días a más tardar el problema estará solucionado a nivel mundial, sin que sea necesario ninguna intervención por parte del usuario.

Podemos criticarle algunas cosas a Google sin duda alguna, pero desde luego no le podemos criticar lo en serio que se toman cualquier problema de seguridad y la prontitud con la que actúan, reconociendo además el problema… cosa muy contraria a lo que estamos acostumbrados a ver en otras compañías.

Un problema menos por el cual preocuparse.