Esta es una de las noticias que más interés tenía en dejar algo sobre ella.

Como la mayoría de los Españoles sabrá, hace 12 días la sede de SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) era intervenida por la guardia civil y registrada durante más de 12 horas, en las que nadie podía salir o entrar del recinto. El propio Teddy Batista (presidente de SGAE) que se encontraba dentro fue detenido junto con otros miembros del consejo de administración.

Pero no vamos a repetir lo que todos estos días se lleva publicando en todos los medios nacionales. Posiblemente a más de uno le hubiese gustado ver a Teddy Bautista encarcelado por otras cuestiones, y lo cierto es que puede que termine entre rejas… aunque no por los motivos esperados. Para resumir lo sucedido, digamos que SGAE estaría (si todo es cierto) estaría desviando fondos a través de SDAE (Sociedad Digital de Autores y Editores, una filial fantasma de estos). SDAE a su vez habría difuminado ese dinero en empresas fantasmas que habrían recibido cuantiosas cantidades de dinero por servicios que evidentemente no existían, como por ejemplo la empresa Microgénesis.

La segunda parte corresponde más a la actualizad de hoy. A raíz de todo ello, tanto Teddy Bautista, José Luis Rodríguez Neri (presidente de SDAE) y familiares, y otros cuantos directivos de SGAE. Actualmente los imputados se elevan a más de 12 personalidades. En primer instancia, tan solo “Neri” ha sido puesto en libertad bajo fianza, mientras que el resto de los imputados “tan solo” se les ha retirado el pasaporte.

No obstante, tras las declaraciones de todos los imputados ante el juez, parece bastante claro el asunto. Neri habría sido la cabeza de todo y posiblemente el máximo beneficiario de toda la trama. No obstante según se afirma, sería completamente imposible que Teddy Bautista como presidente de SGAE estuviese al margen de todo ello puesto que de él dependían muchas de las acciones de Neri, por tanto o bien simplemente lo consentía, o evidentemente lo fomentaba. En cualquiera de los casos, y por supuesto teniendo en cuenta la siempre presunción de inocencia de cualquier ciudadano, las cosas no pitan nada bien para la ya ex junta directiva de SGAE y para todo el entramado de SDAE.

Dicho todo esto de este modo nos recuerda a películas policiales de tramas de corrupción, cuentas en las caimán y bla bla bla. Pero lo cierto es que parece existir más que evidencias de que todo es cierto. El tiempo nos dirá hasta que punto.

 

Entiendo perfectamente el júbilo que pueda sentir más de uno ante una noticia tal, dado que SGAE no es que sea precisamente la entidad más… más simpática que tenemos. Pero no hay que hacer hierro de todo ello y pensar mucho más allá. Recordar que estemos de acuerdo o no de todas las burradas que a nuestro juicio ha hecho SGAE, su esencia o cometido sí es completamente legítimo e incluso esencial en nuestro país para la industria audiovisual. SGAE se equivocó hace ya muchos años (desde mi punto de vista) en sus formas, radicalizaciones y una clara predisposición por el lucro… pero eso no significa que exprese la idea ni los fines de los cientos de miles de socios, los Autores y Editores de España que son en teoría a los que se pretenden defender.

Para más inri, la junta directiva de SGAE fue disuelta, pero curiosamente el único que permaneció en su puesto fue el señor Teddy Bautista, el cual no fue capaz de dimitir por su propio pie. No ha sido sino hoy sobre las 21.00 cuando anunciaba que dimitía para no hacer más daño a SGAE (un poco tarde creo yo).

 

Comencé el título como si esto sería un punto y seguido o si por el contrario podría ser una gran oportunidad para todos. Es decir, SGAE podría ahora tomar una serie de decisiones bastante inteligentes, hacer un punto y seguido sin que nada hubiese pasado o por el contrario desvincularse en la medida de lo posible de tantos años de odio que ha acumulado dicha sociedad. Recordemos que de ser todo cierto, SGAE no ha robado nada a los ciudadanos (obviemos el canon digital), sino que en todo caso se les ha robado a los propios autores y editores!! es decir, a los mismos que supuestamente estaban representando. Es por ello por lo que creo que esto es una oportunidad caída del cielo para instaurar una nueva sociedad gestora real, sin animo de lucro y que realmente vele por los derechos de los artistas. Hay que entender que SGAE tiene razón de ser, que nos guste más o menos los derechos de los artistas hay que protegerlos como los de cualquier trabajador. Esto lo digo evidentemente por el propio canon digital. Siempre he dicho que el Canon digital como tal es incorrecto porque es indiscriminado, no porque me parezca uan mala solución. Recordemos que en España existe el derecho de Copia privada y por dicho derecho existe el Canon. La misma ley que regula la copia privada acepta el propio canon. Lo que no es de justicia son dos cosas. La primera, que el canon es totalmente indiscriminado, lo cual es incluso anticonstitucional!! Y segundo, ya que tenemos el derecho a Copia Privada y dado que tenemos un Canon por tener derecho a dicha copia privada, es totalmente ilegítimo que se nos tilde de ladrones o que se nos intenten poner todas las trabas posibles para impedir dicha copia privada. No recuerdo que a Sony la demandaran por instalar RootKits en sus CDs hace unos años!! Porque si es así, si se trata de imponer leyes y cortar las libertades, entonces suprimamos la ley de derecho de Copia privada, y con ella el polémico canon. Que curioso… jamás he escuchado a SGAE pedir la derrogación de dicho derecho.

SGAE debería de ser de y para los artistas. SGAE debe de saber que el odio acumulado tantos años contra ella no se debe siquiera al propio canon digital o a las leyes parche como Ley Sinde (que evidentemente ayudan a alimentar el fuego contra ellos), sino que son tantos años en los que SGAE ha demostrado ser todo menos sin ánimo de lucro, ha demostrado una total desvinculación con lo que podríamos interpretar muchos como honesto u honorable. Han ido de puerta en puerta recaudando dinero tanto a fiestas totalmente benéficas como a alcaldes que celebraban fiestas populares o incluso entrando ilegalmente en bodas/bautizos/comuniones. Quizás es cierto que estaban haciendo su trabajo… pero creo que no se puede perder jamás de vista la humanidad, por mucha razón que se pueda tener.

Por todo ello, me reitero, espero que esto sea el fin de una era oscura de esta sociedad y que tanto la nueva junta directiva como el próximo presidente que se siente en ella cambien las cosas. Comenzando por sistemas más democráticos de votar (tan solo vota un porcentaje mínimo de socios), comenzando por empezar a defender realmente los intereses de los artistas y no el de las discográficas o el de ellos mismos. Solo espero que la próxima SGAE pueda ser al menos más humilde, más realista a los tiempos que corren… pero sobre todo más humana. Por los propios artistas y por los propios ciudadanos.

Un saludo

Edito: El artículo original era bastante más preciso, bonito y también largo, pero por desgracia digamos que se “eliminó” sin posibilidad de recuperación cuando estaba terminado… cosas que pasan. Espero de todos modos a ver plasmado la idea original