Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

Cuando llegan estas fechas lo primero que no dejo de decirme una y otra vez la suerte que tener una vida en la que puedo vivir con comodidades, con salud, con amigos, familia… poder compartir estos días con esas personas que quiero o incluso cantar desafinadamente algún que otro villancico popular para reírnos un poco. Pero doy las gracias porque por desgracia incluso muchos de los que puedan leerme no cuentan con esa suerte de un modo u otro, somos privilegiados. Por eso, como he dicho otros años, lo único que podría desear de corazón en estos mágicos días es que pudiese compartir con todos aquellos que lo necesitan ese trocito de felicidad o esas palabras amigas para a quienes les faltan… y por encima de todo la salud que nos hace levantarnos cada día de la cama y comenzar un nuevo día.

Por desgracia las Navidades se tienen por fechas para disparar el consumismo, ya sea en caprichos, en grandes comilonas, bebidas… no digo que no sea una forma también de vivir estos días con este tipo de ilusiones!! A todos nos gusta recibir una postal navideña de un lejano amigo, un regalo de nuestra pareja, una buena comida…. Pero siempre hay que ser un poco consecuente, tan malo es no disfrutar (los que puedan) como el consumismo absurdo y desenfrenado que muchos otros exhiben. 

 

Personalmente el año 2011 ha sido de cambios, y he sido feliz afortunadamente. Solo espero que este sentimiento sea compartido por todos vosotros y que el año 2011 os haya dejado un buen sabor de boca, o al menos que hayamos sabido extraer de él todo lo bueno y nos quedemos con ello. Solo espero que este nuevo  año que pronto empieza pueda ser al menos tan grato como lo fue para mí el 2011, que podáis (y pueda por supuesto) cumplir los sueños y expectativas que podamos tener, que podamos aguantar con buena cara y el mejor humor para cualquier complicación que se nos ponga por delante.

 

Sé que he estado alejado de las letras unas semanas, pero prometo retomar todos los proyectos que aun quedan en ese saco (mi cabeza), y estoy seguro que aparecerán otros muchos otros. Sin más, daros mis más sinceras felicitaciones de estas Navidades, desearos feliz Año a todos, daros las gracias a todos!! mis lectores de siempre y también los nuevos. Os dejo con una preciosa canción del gran Silvio Rodríguez.

Nos veremos pronto amigos, paz y amor.

Theliel.