Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Hace ya un tiempo que no aparezco por estos lugares, pero eso no significa ni que esté de brazos cruzados ni que haya dejado mi pequeña Alma Oscura a un lado. Muchos proyectos en la cabeza siempre, a veces más tiempo a veces con menos. Sea como sea, era evidente que tendría alguna palabra que decir tanto a los nuevos iPhone 5s/5c como el actual Nexus 5 (Sí, muchos 5 tenemos en esta ocasión). Que mejor forma de hacerlo y explayarnos bien en todo ello que una primera comparación a nivel de Hardware. Siempre he dicho que comparar hardware es más sencillo que comparar Sosftware porque son cosas que son cuantificables generalmente mucho más fácil. Eso no quita que podamos hablar igualmente largo y tendido tanto de iOS 7 como Android 4.4 (KitKat)… si no hoy, seguro que otro día podremos meternos en ello. La fuente de la que salen todos los datos técnicos son las respectivas páginas oficiales, Stores oficiales y demás, cualquiera podría verificarlas de forma simple (y siempre animo a hacerlo, a fin de cuenta cualquiera puede inventarse lo que le de la gana y escribirlo, sin que eso signifique que sea real o no)

Como la gran mayoría sabrá a estas alturas, tanto iPhone 5s/5c como Nexus 5 son a día de hoy una realidad, y todos han tenido bastante atención mediática. Para empezar por tanto, que mejor forma que dejar una imagen sencilla de especificaciones técnicas. Dicen que una imagen vale más que 1000 palabras, pero ya sabe la mayoría que para mi una imagen o unos datos que no se explican, valen para poco…. corrección! Si vale!! para que quien ponga la imagen pueda tergiversar o interpretar como le de la gana dichos datos. Y lo cierto es que la sociedad actual está totalmente condicionada por el marketing barato, es decir, te venden las cosas como les da la gana a ellos vendértelas, y nosotros que somos tan listos corremos como locos porque miramos solo lo que nos están diciendo (cuando a veces incluso es falso). Bueno, sea como sea, y como siempre amen de que haya cometido algún error en las hojas de características, esto es lo que tenemos cuando plasmamos en papel las especificaciones del iPhone 5s, iPhone 5c y Nexus 5 (con sus respectivos precios, por supuesto). Y sí, prometo que las próximas comparaciones, la imagen será mejor… justo debajo, comenzaremos a desgranar cada apartado, uno a uno, y dar realmente una lectura, explicación y matización a cada aspecto.

Como ya es habitual en mí, advierto que la lectura completa será larga, ya que aprovecharé no solo para comparar dispositivos, sino para arremeter contra compañías, operadores y otros, explicando un poco cada cosa a su paso. Creo que es interesante por una sencilla razón. Cualquiera puede decir A mejor que B en C, pero como no expliques realmente que es C y lo bueno y lo malo de C, no sirve de nada decir que A es mejor que B, porque si se sabe todos los pormenores y mayores de C, puede ser que entonces B sea mejor que A. Quien no tenga ganas de leer que se quede con la tablita, quien quiera leer… ya sabe lo que toca.

 

Comparativa Nexus 5, iPhone 5s*Nota: El Nexus 5 soporta en WIFI además el estándar 802.11 ac, los dos iPhone no

 

Precio

 Quien diga que el precio no importa… miente, la misma mentira de aquellos que aseguran que el tamaño tampoco importa (Y no, no estoy hablando de la virilidad de los hombres). El precio claro que importa, y para el 90% al menos de la sociedad actual uno de los factores más decisivos a la hora de comprar/renovar un nuevo terminal. Por otro lado, existe un porcentaje también muy alto de personas (alto al menos para mí) que piensa y tiene grabado a sangre en la cabeza que caro es sinónimo de bueno o de mejor, personas que piensan que si algo es más caro es indudablemente porque es de mejor calidad, o es más rápido, o… y es cierto que el precio evidentemente depende de dichos factores, pero a día de hoy a esa lista de factores habría que añadir otro factor que posee un impacto dramático en el precio de las cosas. Se llama Margen de beneficios… o si quiere llamarse de otro modo, el “Impuesto revolucionario” añadido al producto sencillamente porque sí, muchas veces precisamente porque el cliente cree que a mas caro, mejor.

Dicho esto, en esta ocasión tenemos precios muy dispares, y como suele ser natural en los productos de la manzana, llama la atención el sobreprecio… el sea razonable o no lo veremos a lo largo de estas letras. Pero vayamos a los datos.

Por un lado, el nuevo Nexus 5 mantiene exactamente el mismo precio que su predecesor, solo que elimina la versión de 8GB dejando tan solo 2 versiones, una de 16GB y otra de 32GB, siendo el precio 350€ y 400€ respectivamente. Apple por su lado ha dividido como sabemos su iPhone nuevo en dos, por un lado el modelo iPhone 5s y por otro el iPhone 5c, con la idea de servir un iPhone de bajo coste que sea asequible para las personas normales. En caso del iPhone 5s, se sirve en 3 modelos diferentes de 16, 32 y 64GB, con un precio de 650€, 750€ y 850€ respectivamente. Su iPhone 5c “económico” tan solo cuenta con dos versiones de 16 y 32GB, siendo su precio de 550€ y 600€.

Evidentemente los precios expuestos corresponden a terminales libres de contrato, el precio que nos costaría comprarlos para llevárnoslo  a casa con el SIM que queramos de la compañía que queramos.

La diferencia de precios es más que exagerada, y llama la atención 3 cuestiones realmente importantes.

Por un lado, el precio base, no hablamos de que el Nexus 5 sea algo más barato que la competencia, hablamos que el Nexus 5 cuesta casi la mitad de lo que cuesta un iPhone 5s, cuesta un 46% menos!!. Con respecto al iPhone 5c la diferencia es menor, pero aun así el Nexus 5 sería un 36% más barato que el iPhone de bajo coste de Apple. Dicho de otro modo, por el precio que una persona adquiere un iPhone 5s, otra podría adquirir prácticamente 2 Nexus 5. Por supuesto no todo es el dinero en este mundo, pero es evidente que para el usuario medio al menos, tendría que existir una diferencia enorme entre el iPhone 5s/5c para que le mereciese la pena, antes que decantarse por un Nexus 5, o muy malo tendría que ser el Nexus 5 para que no mereciese la pena. Quizás esto es interesante decirlo, porque como he dicho anteriormente habrá muchos que crean que un terminal que cuesta casi la mitad de lo que cuesta otro, debe de ser porque es muy inferior. Como veremos, no solo no es el Nexus 5 inferior, sino que es superior al iPhone 5s prácticamente en todo. Pero dejaremos que eso lo judge al final el lector.

En segundo lugar llama la atención el precio del iPhone 5c. Hace ya mucho tiempo se le pedía a Apple que compitiese en un mercado aun más grande en dispositivos móviles, como es el público medio que no es rico, dado que la mayoría optaban por terminales de gama baja Android. La respuesta llegó este año en forma de iPhone 5c. El problema fue cuando se desveló que su precio base sería de 550€. Mucho o poco no vamos a judgarlo, pero con lo que el lector estará de acuerdo es que 550€ está muy alejado de lo que podríamos considerar un terminal económico, teniendo en cuenta como digo que el Nexus 5 son 350€. Personalmente no se cuantos iPhone 5c se habrán vendido, pero cuando ni siquiera Apple ha dado cifras concretas con lo que le gusta darlas, podemos imaginar que la palabra “fracaso” se queda corta.

En tercer lugar llama la atención el precio por GB. En el Nexus 5 vemos que la diferencia de precio entre los diferentes modelos es de 50€, mientras que los modelos de Apple poseen una diferencia de 100€. Dicho de otro modo, Apple te cobra literalmente al doble el almacenamiento interno. Esto nos hace ver perfectamente lo que decía sobre el sobreprecio de los componentes, ese margen de beneficios. No nos engañemos, evidentemente ese doble almacenamiento que ofrece Apple no es diferente en NADA al que ofrece LG en su Nexus 5, es de la misma calidad, es del mismo tamaño el incremento y casi con toda seguridad una velocidad de acceso similar. ¿Por qué Apple cobra entonces el doble por lo mismo? Porque sabe que a sus seguidores le dará igual, así que si cobra 100€ en vez de 50€ su margen de beneficio continúa disparándose aun más. Son matemáticas sencillas.

Resumiendo, en cuanto a precio se refiere, el Nexus 5 ganaría por goleada, un dispositivo de última generación, actual, moderno y buque insignia de Android que cuesta la mitad que el buque insignia de Apple el iPhone 5s. Sobre el iPhone 5c mi opinión es aun peor, dado que es un terminal con tecnología vieja (recordemos que básicamente es un iPhone 5) con un precio de terminal de lujo, y a eso lo llama Apple su iPhone “barato”. Como ya he dicho, y mirando tan solo el precio, muy mal tendría que salir el resto de comparaciones para descargar el Nexus 5 como una buena compra.

 

Procesador y Sistema

 Otro punto clave… bueno, en realidad todos lo son, y si hablamos de el cerebro y los nervios que hacen funcionar a nuestros dispositivos, tenemos queramos o no que volver la cara hacia el conjunto de chips que lo gobiernan. No solo la CPU de este, también es interesante e importante mirar la memoria del sistema, la GPU (el adaptador de vídeo), la arquitectura en la que funcionan…

De nuevo aquí el marketing ha hecho mucho daño a la tecnología. Son muchos los que creen que un procesador por tener mas Megaherzios de velocidad es más rápido que otro procesador, o que tener 4 núcleos a 2GHz es por obligación el doble de rápido que otro que posee 2 a 2GHz. Esta creencia no viene porque el usuario medio se lie con el vocabulario técnico, sino porque las empresas en sus grandes campañas les encantan usar palabras o datos que el usuario medio no es capaz de comprender del todo, para así pasar algo por otra cosa. Con esto no quiero decir que el número de núcleos o la velocidad de reloj no sea importante, claro que es muy importante!! Pero lo que es evidente es que quien piense que por tener más núcleos o más frecuencia de reloj es mejor o más rapido… tiene que empezar a cambiar el chip de su cabeza y empezar a intentar ver las cosas desde otras perspectivas. Podemos afirmar que un procesador por ejemplo de 2 núcleos de 2GHz es “en bruto” el doble de rápido que otro que sea EXACTAMENTE IGUAL de solo 1Ghz. Cuando se comparan arquitecturas diferentes, procesadores diferentes… es totalmente absurdo comparar frecuencias o núcleos, porque ese dato no tendrá valor. Un ejemplo muy muy senecillo de esto… actualmente tenemos procesadores de 4 núcleos en muchos dispositivos móviles, en el caso del Nexus 5 por ejemplo tenemos 4 núcleos a 2.3GHz (nada despreciable), y sin embargo un solo núcleo de un procesador de intel usando arquitectura x86 (por ejemplo un sencillo Core i3 4330T de 2.4GHz ) no solo superaría al de cuatro núcleos del Nexus 5, sino que lo dejaría totalmente en ridículo. La explicación? Dos arquitecturas totalmente diferentes, dos plataformas diferentes, y evidentemente un consumo energético muy diferente.

Dicho esto, volvamos una vez más a los datos que tenemos.

El Nexus 5, esta vez se ha equipado con un procesador fabricado por Qualcomm, en concreto toda una bestia dentro del campo ARM, SnapDragon 800, un procesador de arquitectura ARMv7 Cortex A-15 (de 32bits). Posee un procesador de cuatro núcleos a 2.3Ghz cada uno de ellos. El problema para el público menos aficionado es saber si eso es mucho o poco… bueno, digamos que a día de hoy en el mercado de los terminales portátiles, SnapDragon 800 estaría prácticamente en la cima de la cadena alimenticia. ¿No ha quedado aun claro? Lo explico de otro modo, actualmente no hay un terminal móvil en el mercado con un procesador superior (al menos que yo conozca, aunque si los tenemos similares). Ademas, y no menos importante, es que monta 2GB de RAM, suficiente para cualquier aplicación por exigente que sea.

El iPhone 5s viene de nuevo de la mano de un procesador AX, en este caso el A7. Pese lo que creen muchos, Apple no fabrica hardware. Tal es así que aunque le suene raro a más de uno, estos procesadores en concreto los fabrica Samsung. Sí, su enemiga dentro de los terminales móviles, con la que legalmente se pelea día sí y día no por patentes… Sencillamente Samsung es uno de los mayores fabricante a nivel mundial de componentes electrónicos, tanto de procesadores ARM como de pantallas, memorias… Apple repito no es un fabricante de Hardware, no se dedica a eso. A muchos esto les choca, incluso Apple ha amenazado en alguna ocasión (y lo ha intentado) desvincularse de Samsung a la hora de la gran dependencia que tienen de ellos como fabricantes de hardware… pero nunca ha podido y ha vuelto siempre a ellos. Como ya he dicho esto no es algo azaroso, es que Samsung es un fabricante importantísimo de chips :).

En este caso el procesador A7 del iphone 5s (ojo, el iphone 5c posee OTRO proceador) salta de generación ARM a ARMv8a, que se caracteriza principalmente por usar ya una arquitectura de 64 bits (frente la arquitectura de 32bits de ARMv7). Al margen de la arquitectura de 64 bits que ahora hablaremos, viene servido con un procesador de doble núcleo de 1.3Ghz.

 

Permitirme que habrá en este punto un paréntesis para hablar un poco de arquitecturas de 32bits/64bits, hablar de la necesidad o no de una u otra. Quien conozca bien esto puede sencillamente evitar esta pequeña lectura.

Llamamos arquitectura de 8/16/32/64/128 bits (nos centramos solo en 32 y 64) de un procesador/arquitectura cuando estos poseen buses de dicho tamaño, cuando la memoria posee dicho número de líneas, cuando el procesador es capaz de operar con números enteros de dicho tamaño de forma natural. Esto es algo más complicado explicarlo de forma sencilla para todos, así que intentaré hacerlo de la forma más sencilla posible, aunque pierda exactitud a la hora de explicarlo.

Imaginad que el procesador posee una línea de datos (un cable) por cada bit que maneja, así un procesadro de 32bits tendría 32 líneas, uno de 64 tendría 64 líneas, que podríamos asemejar a carreteras por las que viajan coches. A nadie se le escaparía ver que por 64 líneas podrían circular muchos más coches, y además llegar a más sitios, tendrían 64 destinos posibles en vez de 32. Bien, aquí pasa algo similar. Lo más importante con diferencia a destacar son 3 aspectos:

 

-Precisión:

Cuando usamos números enteros de 32bits, podemos manejar como máximo de forma inmediata datos de 2 elevado a 32 (2^32) = 4.294.967.296, que efectivamente es un número bastante bastante grande. Si tenemos en cuenta los números negativos, podríamos manejar números de (-2147483647, +2147483647), es decir, más o menos la mitad. Eso no significa que un sistema de 32 bits no pueda manejar datos superiores, lo que significa que cualquier dato superior al citado no puede manejarse de forma simple o directa, porque el procesador jamás podría entender ni interpretar ni operar con un número con una profundidad mayor.

La primera virtud por tanto de un sistema de 64bits es la posibilidad de operar y manejar datos con una precisión y profundidad muy superior. 2^64 = 18.446.744.073.709.551.616. Como vemos el número es demasiado grande siquiera para poder imaginarlo. En realidad la principal ventaja que posee esto, es que si queremos operar en datos mayores a 32 bits, podemos hacerlo de forma igualmente sencilla, el procesador tan solo tiene que usar un registro de 64 bits para colocar el dato y operar con el/ellos, de forma directa, cosa que en 32 bits no sería posible, y por tanto el procesador de 32 bits tardaría más tiempo en computar un número superior a 32 bits.

 

-Acceso a Memoria

Esta ha sido siempre la razón principal por la que el PC dio el salto a la arquitectura de 64 bits hace ya algunos años. En crudo, hablar de 2^32 parece un número inmenso!! pero para un PC a día de hoy es “nada”. 32bits hacen que el procesador pueda acceder a 32 líneas de memoria, eso equivale a 2^32 posiciones de memoria diferentes, y si cada posición de memoria guarda 1 Byte de dato, tenemos exactamente: 2^32 = 4294967296 posiciones de memorias, si cada una posee un Byte 4294967296 Bytes que puede apuntar el procesador. De nuevo, ¿mucho o poco? Convirtamos los datos: 4294967296 Bytes -> 4194304 KBytes (1KB = 1024 Bytes) -> 4096 MBytes (1MB = 1024 KB) -> 4 GBytes (1GB = 1024 MB). Es decir, que un procesador de 32bits puede como máximo apuntar, usar, direccionar 4GB de RAM. Como todos sabemos a día de hoy, cualquier PC que se precie posee mínimo 4GB de RAM, y muchos tendran en sus casas sistemas con 6GB y 8GB. Si eso lo expandimos a los servidores que poseen ingentes cantidades (16, 32, 64…) es evidente que hace ya mucho tiempo que en los PCs el uso de la arquitectura de 32 bits era algo determinante por la sencilla razón de esta limitación. Un procesador de 32 bits no puede acceder ni usar nunca memoria por encima de los 4GB, las líneas que posee como máximo llegan a eso. Cualquiera podría aplicar los mismos cálculos para ver que cantidad podría manejar un sistema de 64 bits, que serían 16 Exabyte, y esa cifra como digo es algo que creedme es demasiado como siquiera imaginarlo: 1024GB = 1TB/ 1024TB = 1PB / 1024PB = 1EB.

 

-Mayor número de registros

Los procesadores (sin entrar ahora en diferencias CISC o RISC) usan registros para poder hacer sus cálculos. Veamos un registro sencillamente como un casillero en el que podemos colocar un número para operar con él dentro de la CPU, algo así como una mini memoria. Cuantos más registros posea la CPU mayor cantidad de datos puede retener en sí mismo la CPU sin tener que acceder a un dato que esté en memoria, porque la CPU solo puede operar con lo que tiene él, con lo que opera de forma mucho más rápida. Un ejemplo sencillo, imaginar una CPU que quiere sumar 3 números y posee 4 registros. Como lo haría?? Pues la forma más rápida sería colocar de golpe los 3 numeros en 3 de los 4 registros, por ejemplo con un solo acceso a memoria. Una vez realizado, la unidad de cálculo (ALU) sumaría registro1+registro2+registro3 = resultadoenregistro4. Si en cambio solo tuviese 2 registros, tendría primero que colocar dos numeros en ellos, sumarlos, descartar uno de los registros y cargar un nuevo dato en ellos, sumarlo a la suma parcial, descartar otra vez el registro y cargar el último dato y volver a sumarlo. Como vemos, tardaría bastante más, con independencia de que el procesador sumase más o menos rápido! requeriría más accesos a memoria, mayor movimientos de datos.

Cada vez que una arquitectura ha ido evolucionando, generalmente ha ido aumentando su número de registros. Podríamos hablar mucho mas de esto pero aquí las diferencias entre arquitecturas CISC y RISC son demasiado grandes como para entrar en ello. Así que resumiendo diremos que los procesadores de 64 bits poseen evidentemente registros de 64bits, además de por supuesto los normales de 32bits que pudiese tener. Eso dota al procesador con un mayor número de registros y por tanto en teoría una mayor capacidad de operación, aunque como diga la velocidad de cálculo sea en principio la misma.

 

Cerremos el paréntesis y volvamos a lo que nos interesaba. Decíamos que el nuevo procesador de Apple A7 posee una arquitectura de 64 bits, frente a la arquitectura de 32bits de la competencia. ¿Que implica esto? Si hemos leído lo anterior, es aplicable exactamente igual a este procesador, y vemos que aunque evidentemente otorga unas prestaciones a priori superiores, para el usuario (sea un usuario más exigente o menos) importará poco o nada, no notaría diferencia.

De cara a la mayor profundidad de bits/precisión o al mayor número de registros, es cierto que procesadores de 64 bits como hemos dichos pueden manejar datos más grandes y es cierto que potencialmente esto puede aumentar el rendimiento de una aplicación, sobre todo gracias al aumento de registros disponibles. Es cierto, “POTENCIALMENTE”. La gran mayoría de aplicaciones de todo tipo no requieren demasiados cálculos complejos en 64bits, no requieren de una precisión tan elevada ni hace uso de estas instrucciones, y eso por no decir que además para que las aplicaciones hiciesen uso de todo ello tendrían que diseñarse, prepararse, compilarse específicamente para ello. Eso no quiere decir ni mucho menos que sea en balde OJO!! pero aun cuando TODAS las aplicaciones existentes de App Store de Apple o del Play Store de Android se optimizasen compilasen y se programasen específicamente para hacer el máximo uso de esta característica, tan solo un reducido 5% quizás de esas aplicaciones podrían ver un incremento a lo mejor de un 10% max en su rendimiento. No quiero decir con esto que sea inutil y cualquier mejora es positiva, solo quiero poner los puntos sobre las ies. Como comparación, creo que todos o la infinita mayoría de todos mis lectores poseen en sus casas equipos de 64 bits, y aun cuando han pasado al menos 8-10 años desde que los procesadores de 64 bits aparecieron en los PCs, la mayoría de las aplicaciones que usamos NO SON COMPILADAS PARA 64 BITS. Navegadores Webs, reproductores de música, gestores de correo… en su 90% son aplicaciones de 32 bits todas, y como digo ya han pasado cuanto.. 8-10 años?? Cuando se invierte tiempo en compilar y optimizar una aplicación para 64bits es porque realmente interesa de algún modo, o por rendimiento o por que requiere un acceso a una mayor cantidad de RAM 🙂

De cara a la cantidad de RAM, al igual que le pasó al PC dentro de unos años le llegará el turno a los móviles. Los PCs, repito una vez más, no cambiaron a arquitectura de 64 bits por el rendimiento aumentado ni mucho menos, sino por su limitación a poder manejar cantidades superiores de 4GB. Si la tecnología continúa el ritmo actual, esta limitación pronto llegará también a los dispositivos portátiles, es cuestión de unos… ¿de 2 años? Actualmente el Nexus 5 se sirve con 2GB de RAM, de aquí a un par de años tendremos posiblemente dispositivos de 4GB y los procesadores de 32bits ARM entrarían en el límite impuesto de dicha tecnología, con lo que el salto a 64 bits sería obligado. Pero de nuevo, este salto no se produce por rendimiento ni mucho menos, sino por saltar esta limitación. Dado que el iPhone está muy lejos de llegar a los 4GB de RAM, esta características de los procesadored de 64 bits (Que es la más importante) carece igualmente de sentido, al igual que carecería de sentido en el Nexus 5 que posee 2GB de RAM.

El procesador A7 de Apple por tanto, aun cuando efectivamente usa una arquitectura de 64 bits, está muy muy por debajo del procesador SnapDragon 800. Cual es entonces el motivo de Apple de usar esta nueva arquitectura? Bueno eso es fácil adivinarlo, dos motivos básicos. El primero una cuestión pura de marketing, pongo en todos sitios que es el primer procesador de 64bits y eso parece que vende. En cambio si hubiese sido por ejemplo Samsung o LG quien se hubiese adelantado Apple diría algo como: No sirve para nada, aun queda mucho tiempo para llegar al límite de lso 4GB de RAM, como hizo y hace con NFC por ejemplo, o HDMI o tantas otras tecnologías que no implementan. El segundo motivo es que Apple podría empezar a plantearse abrir una nueva línea de portátiles o ultraportátiles que estén gobernados por una arquitectura ARM en vez de una arquitectura x64, y un PC a fin de cuenta si requiere mucha más RAM. De este modo y poco a poco Apple intentaría acercar más sus sistemas operativos. No es mala idea desde luego, pero no olvidemos que la arquitectura ARM aunque posee la ventaja de ser una arquitectura mucho más conservadora energéticamente (por ahora), posee un rendimiento muy muy inferior a las arquitecturas x86/x64 actuales. Es decir, Apple podrá sacar en el futuro portátiles con procesadores ARM que durarán mucho la batería, pero el rendimiento estará muy lejos de cualquier dispositivo x86… pero podrá vender portátiles mucho más baratos. Como digo… marketing.

El iPhone 5s incorpora un chip específico para la gestión de sensores, cosa nada nueva de echo si vemos el Motorola X lanzado este verano. Este chip llamado M7 lo que viene a realizar es algo así como un “acelerador” a la hora de gestionar los sensores, para de este modo descargar a la CPU principal de estas tareas. Para procesadores más deficitarios o menos potentes no es mala idea tener un pequeño acelerador para ciertas tareas que ayude realmente. En procesadores más potentes y más modernos (y por tanto con menor consumo) este tipo de aceleradores no poseen demasiado sentido realmente. Aun así, por supuesto, es algo que es mejor tener a no tener, aunque de forma global no afectaría el rendimiento, como digo solo se encarga de gestionar y recopilar/centralizar todos los sensores.

 

Respecto al iPhone 5c realmente poco podemos decir que no se sepa ya, usa el mismo procesador A6 que el viejo iPhone 5, no ha evolucionado absolutamente nada, un procesador ARMv7 cortex a9 con algunas funciones de Coretx A15. No digo que sea malo ni mucho menos, digo que es tecnología de hace ya un año. Aun así, volviendo un poco a la arquitectura de 32bits/64bits, muchos podrían creer que el iPhone 5s posee un procesador muy superior al iPhone 5c, pero NO ES CIERTO!!, realmente ambos deberían de tener un rendimiento muy muy similar, de echo estoy seguro de ello! por supuesto hablando siempre de la CPU, en la GPU si hay más diferencia entre ambos.

Tanto el iPhone 5s como el iPhone 5c usan “solo” 1GB de memoria RAM (de nuevo vemos que el punto fuerte de los 64 bits no tiene sentido en cantidades de 1GB de RAM), la mitad que posee el Nexu 5. ¿Mucho o poco? Bueno volvemos a lo que necesite el usuario. Con 2GB de RAM puedo asegurar que el cambio de tareas, multitareas, navegación pesada por internet, juegos… no es un problema. Con 1GB os puedo asegurar que PUEDE SER un problema, sobre todo si el usuario visita páginas web pesadas mientras tiene de fondo cualquier otra cosa. Desde mi punto de vista 1GB de RAM a día de hoy es impensable con la gran cantidad de aplicaciones que tenemos que podrían hacer uso fácilmente de una mayor cantidad.

¿Resumiendo? Es evidente que el procesador A7 de doble núcleo no puede alcanzar el procesador SnapDragon de 4 de 2.3GHz (que se dice pronto). Me fastidia la fanfarronería, que no la falta de innovación. Aplaudo el echo de que los fabricantes comiencen poco a poco la transición a 64bits, y de echo es una evolución lógica! y estoy seguro que es algo que veremos como digo de aquí a uno o dos años si todo evoluciona igual, dado que la RAM será llegado un momento de nuevo un punto crucial donde el uso de procesadores de 64 bits en móviles será igualmente obligado. Como ya he dicho, arquitectura de 64bits no implica directamente ni mucho menos un mayor rendimiento, sí significa que ciertas aplicaciones concretas sí podrán verse recompensada con ese incremento extra, aunque para ello también es cierto que dichas aplicaciones concretas se actualizasen y preparasen específicamente para hacer uso de 64bits. En términos generales, el sistema operativo completo iOS 7 por hacer uso de esos 64 bits no debería de experimentar un rendimiento mayor al 2-5%. Repito una vez mas, me alegra ver que se innova y aplaudo CUALQUIER incremento en rendimiento por pequeño que sea, pero aun así el procesador A7 está muy por atrás de lo que pueda ser el procesador SnapDragon 800. Una cosa no quita la otra, y quien me conoce sabe que diría sobre 64 bits exactamente lo mismo si fuese Samsung o LG o… quien lo usase SI LO USA COMO MARKETING.

Evolución lógica?? SI. Revolución? Para nada.

 

GPU, Adaptador de vídeo

En realidad este apartado quedaría dentro del anterior, dado que los mismos procesadores/conjuntos de chips incorporan unos u otros adaptadores. Pero llegan un momento en que es necesario sacarlo y tratarlo aparte, puesto que merece la pena señalar algunas cuestiones que creo interesantes.

Pese lo que yo pueda pensar al respecto y el concepto que yo pueda tener de móviles, parece que los móviles se estan convirtiendo junto a los tablets en las nuevas plataformas de juego. Personalmente no concibo el móvil para jugar a juegos complejos o que requieran un gran potencial gráfico o… pero ni en los móviles ni en los tablets ojo!! Lo que le pido a un móvil es primero que sea móvil, segundo que pueda hacer un poco de todo con un gran surtido de servicios y aplicaciones, y por último en todo caso que pueda jugar a cualquier cosillas sencillita y rápida para pasar el rato en esos momentos que uno tiene que esperar sentado por cualquier razón. Para todo ello sinceramente no se requiere un potencial gráfico importante, y si un día quiero volver a mis años de gamer, os aseguro que será en una pantalla no menor de 24 pulgadas. Por supuesto… esto es solo mi opinión personal, que nada tiene que ver con aspectos técnicos.

Pese a mis gustos, reconozco que se ha convertido a día de hoy como primeras plataformas de juegos, solo hay que ver sendos markets de aplicaciones para verlos a reventar de juegos 3D, así que las compañías se frotan las manos porque si hay demanda… hay negocio. Pero claro, un movil no es un PC, y un adpatador de vídeo tiene un consumo importante. Aun así se están haciendo verdaderas maravillas en este aspecto, quizás la máxima expresión de ello sea nVidia con sus plataformas Tegra, con un consumo muy muy bajo y de ya os digo que si SnapDragon 800 está por encima en la cadena de las CPU, nVidia lo está gráficamente hablando… no tienen competencia. En este caso no, ninguno de nuestros 3 amigos de hoy usa Tegra.

Nexus 5 aparece con una GPU Adreno 330 que está dentro de su plataforma SnapDragon 800. Se trata de una GPU compatible con OpenGL ES 3.0 por supuesto (la API más actual del mercado móvil), y aunque no será nunca nVidia, posee un rendimiento inesperadamente alto y bueno, capaz de hacer volar cualquier juego 3D por exigente que sea, y OJO Y MAS IMPORTANTE!! En una pantalla Full HD… esto hablaremos ahora.

iPhone 5s aparece con PowerVR G6430, tampoco nada detestable, y por primera vez en productos de Apple, compatible con OpenGL ES 3.0. Comparar el rendimiento de un adaptador y otro es complicado, puesto que el conjunto de chips es totalmente diferente. Sabemos que el rendimiento es excelente igualmente en este caso, y que estaría muy a la par al Nexus 5. De echo, lo extraño del caso es que se esperaba que el adaptador Adreno 330 mostrase un rendimiento significativamente inferior, pero los datos que tenemos son diferentes, y muestran lo contrario, que en la mayoría de las veces, y como media, el adaptador de Apple PowerBR G643 estaría algo por debajo del adaptador Adreno 330.

iPHone 5c por su parte, al usar el mismo A6 que su predecesor posee el mismo adaptador, PowerVR SGX543MP3, adaptador que no soporta OpenGL ES 3.0 (recordemos como nota que el Nexus 4 sí es compatible con OpenGL ES 3.0). No es un adaptador de bajo perfil, pero como ya hemos dicho del resto de las características… es tecnología antigua. Apple ha cogido los restos que le han sobrado del Iphone 5 este año atrás para sacar otro iPhone. Evidentemente su rendimiento está muy por debajo a los otros dos amigos descritos.

 

Permitirme una vez más un paréntesis para hablar de nuevo sobre algo que la mayoría desconoce y que en la gran mayoría de sitios web, foros, blogs… olvidan mencionar cuando hacen CUALQUIER pruena de benchmarks

Actualmente, está generalizado el demostrar el rendimiento de diferentes dispositivos sometiéndolos a lo que llamamos benchmarks, test sintéticos que intentan demostrar que un dispositivo es más rápido que otro sometiéndolos a diferentes pruebtas, test, demos… así, cuando se quiere supuestamente demostrar que A es mejor que B, se someten A y B al mismo test y quien saque mejor puntuación gana… o al menos esa es la teoría. El problema de los benchmarks principalmente es que son falsos, jamás un benchmark escenificó un entorno real, un test representativo de lo que encontramos en la realidad, con lo que los datos que aporta sinceramente me dicen poco. Pero segundo y más importante es quien programa dichos test, quien los ejecuta y con que intenciones, y si los fabricantes (que saben como se usan los benchmarks) no tienen códigos específicos para dichos benchmarks (que de ya os digo que si crean código específico para ellos para que los resultados siempre estén inflados).

Bien, pues aun así, aun en el hipotético caso que el benchmark fuese infalible y escenificase al 100% un juego o una demo, tendríamos el problema de la plataforma, no puedes comparar adaptadores de vídeo cuando dos plataformas son radicalmente diferentes! no tiene sentido. Demos un paso más, ignoremos también este echo, imaginemos que queremos solo medir el rendimiento general de CPU+GPU+sistema de dos plataformas aunque sepamos que son diferentes, suponiendo que también todos somos buenos amigos y que nadie hace trampas… bueno pues aun cuando ese escenario irreal se diese, vemos que la mayoría de sitios olvida algo igualmente importante y francamente gracioso: RESOLUCIÓN

La resolución de una pantalla nos dice el número de píxeles que el adaptador de vídeo tiene que mover. Así pues, una pantalla FullHD (1920×1024) como en el Nexus 5 posee 1.966.080 píxeles (2MP prácticamente). Una pantalla como la del iphone 5s/5c (1136xx640) posee 727.040 (0.7MP más o menos). Dicho de otro modo, el Nexus 5 posee un 270% más de píxeles que el iPhone, eso es que duplica y casi triplica lo en píxeles. De este modo el adaptador de vídeo del Nexus 5 cuando tiene que trabajar, trabaja casi el triple. Es por eso que no tiene sentido cualquier tipo de benchmark que no tenga esto en cuenta y se obligue a realizarlo en lo que llamamos offscreen a nua resolución FullHD. Es decir, en un modo en el que la resolución física de la pantalla no influya. Sabéis que tenemos cuando sometemos a los 3 dispositivos a test de este tipo?? Que gana Adreno 330 por extraño que parezca. Repito… aun así, los resultados de cualquier benckmark son cuanto menos dudosos, falsos, irreales. Solo explico y doy motivos por los cuales el 99% de todas las comparativas basadas en benchmarks son cuanto menos poco fiables a menos que se adjunten datos explicativos concretos y detallados.

Resumiendo en cuanto adaptadores de vídeo se refiere, Adreno 330 posee un rendimiento soberbio, personalmente pensé sinceramente que en este punto el iPhone 5s muy superior… pero me equivocaba. Aun así no descarto aun que sea un problema de Apple a nivel de software que degrada de algún modo el rendimiento de su adaptador, o puede ser realmente que es lo que hay. Me ha sorprendido realmente.

 

Pantalla

 Tenemos por un lado el precio, por otro tenemos las tripas de nuestros dispositivos, las cuales aunque sean muy importantes no es algo que podamos ver… o al menos no como podemos ver la pantalla, que a fin de cuenta es lo que atraerá nuestra atención de nuestros dispositivos el 99% del tiempo que estemos con él. Si hay guerras abiertas en cuanto a dispositivos, una de los flancos siempre abiertos es sin duda alguna la pantalla. De nuevo, parte de esta guerra la tiene precisamente el marketing, y no las necesidades del usuario, el cual muchas veces ni comprende ni quiere comprender realmente los por mayores o menores de las pantallas.

Hablar de pantallas no es tan sencillo, porque realmente aquí entramos en una de las pocas cosas que son relativas, que depende realmente del punto de vista de cada uno, y no precisamente por la calidad de estas, sino por su tamaño. A día de hoy tenemos terminales que van desde las 3 pulgadas hasta las 5.6. Parece que se ha convertido en un “estándar” 3 medidas, la que llamaríamos tablet-phones como los Galaxy note por ejemplo, bajando hasta las pantallas “grandes” como el Nexus 5 que van desde las 4 a 5 pulgadas, y los que nos parecen pequeños, que pueden ir desde las 3.5 hasta las 4 pulgadas o así. El problema es que no solo es el tamaño de la pantalla, sino que la pantalla repercute directamente con todo el teléfono, el formato del terminal a fin de cuenta se construye entorno a esto. ¿Pero cual es el tamaño ideal?

Steve Jobs cuando aun vivía aseguraba que el tamaño perfecto de un teléfono según diversos estudios y bla bla bla estaba exactamente en las 3.6 pulgadas que tenía su iPhone. En cambio el mercado se abrió rápidamente a las 4 pulgadas en adelante, después fuerno 4.5 y a día de hoy parece que el estándar está entre 4.5-5.0. ¿Pero es realmente este tamaño el ideal? Recordemos que tuvieron que pasar 3-4 años para que Apple anunciase el iPhone 5, y con el aseguraron que, por supuestos supuestamente nuevos estudios ahora parecía que lo perfecto eran 4 pulgadas por otros tantos motivos, curiosamente el tamaño de pantalla del iPhone 5. En realidad, Jobs mentía, al igual que lo hace a día de hoy Tim Cook cuando asegura que el mejor tamaño y el más ideal son sus 4”, e igualmente mentirá cualquiera que sugiera siquiera que existe un tamaño perfecto. No existe tamaño perfecto. Si el usuario no ha sido en modo alguno aconsejado u orientado hacia un tamaño concreto, es el usuario quien tendrá su tamaño ideal. Para muchos, un apantalla de 3 pulgadas será la ideal porque buscan algo pequeño manejable y funcional. Otros dirán que una pantalla de 3 pulgadas es algo impensable y que no hay nada más cómodo que una pantalla de 5.4 pulgadas. Aquí, como los colores, es a cuestión de gusto. Evidentemente cuanto mayor sea la pantalla, esta requiere una mayor resolución para poder conservar la misma densidad de píxeles, y por supuesto al ser la pantalla más grande el peso aumenta en igudad de condiciones, y el hardware necesario para una pantalla de mayor resolución y mayores prestacionese debe de ser igualmente superior, como la batería dado que la pantalla es lo que posee mayor consumo… luego no es algo que haya que tomar a la ligera.

Es por esto que no podemos decir que una pantalla sea mejor que otra por su tamaño. Personalmente las 4 pulgadas del iPhone 5s/5c puede ser pequeña, al igual que me parece grande la pantalla dele Galaxy Note, pero para otros una pantalla de 4.8 le puede parecer igualmente enorme… o pequeña. Así que ese aspecto lo dejaré a gusto de cada cual, aunque aun así, diré que por mucho que desde el iPhone 5 pusiesen una pantalla de 4 pulgadas, parece ser que las personas en general, en su mayoría, prefieren pantallas mas grandes, o al menos eso es lo que vemos en la tendencia de los productos… y os aseguro algo… realmente las pantallsa de 5+ pulgadas fuesen realmente grandes para todos, no las venderían.

Hablado ya del tamaño, que cada cual prefiera uno u otro, queda la polémica de siempre: ¿Que resolución? Tenemos de nuevo otra de esas cosas que hasta muy poco (y aun para algunos) es reclamo inmediato por marketing, que no significa que sea algo realmente importante, pero como vende el ponerlo en un cartel… Y quiero decir que aunque esta guerra la empezó Apple y causó una guerra absurda, no son pocos los que se han unido a esta lucha, de tal modo en este caso que el tiro le salió por la culata a Apple y fue en su contra.

Apple hace unos años creó un término que a día de hoy intenta usar en todos sus productos, aunque lo ha usado según le ha convenido desdiciedose cuando ha querido. Sea como sea, fue hace unos años cuando Jobs apareció en pantalla diciendo que habían creado la pantalla perfecta, llamada Retina. Esta pantalla se llamó así porque según Jobs, todos los estudios realizados dictaban que la densidad máxima que el ojo humano es capaz de apreciar en una pantalla son los 300 dpi (puntos por pulgada). Lo cierto es que en parte es cierto lo que dice, no los estudios de los cuales sacó ese número mágico claro, eso es discutible, pero si el echo de que la resolución de un dispositivo realmente no nos dice nada, pues depende del tamaño de esa pantalla para poder realmente saber si la pantalla tiene una resolución suficiente o no. Entender esto es muy sencillo, y lo he explicado muchas veces. Todos sabemos que la resolución es el número de líneas o puntos que una pantalla dibuja/muestra, cuanto más píxeles tenga tendrá más definición, y de ahí la cuestión de ¿cual es la resolución suficiente para que la imagen tenga la definición suficientemente alta para que su incremento nuestro ojo humano no note la diferencia? Pero el problema no es la resolución realmente, sino el tamaño de la pantalla. Si tenemos una pantalla que tiene un ancho de por ejemplo 20 cm y posee una resolución de 20×20, cada pixel tiene un tamaño de un centímetro, puntos enormes!! tendríamos la sensación de una calidad de imagen malísima. Pero si ahora cogemos una pantalla de 10cm y mantenemos la misma resolución, ahora el punto se ha reducido a la mitad, pq en 10 centimetros siguen existiendo 20 puntos, ergo cada pnto mide medio centímetro. Esa pantalla tendrá más definición por tanto, a expensas evidentemente de ser la mitad de grande.

A día de hoy las pantallas Full HD son comunes en cualquier casa, sobre todo en sus televisiones. En cambio, las pantallas FullHD que son 1920×1080 píxeles, si los distribuimos en una pantalla de 42 pulgadas que podría tener una anchura de 37 pulgadas aproximadamente, nos daría 1920/37 = 54píxeles por pulgada, es decir, 54dpi. En cambio, si nuestra pantalla es de 24 pulgadas, pasamos a tener una densidad de 92dpi!! una televisión con muchísima más definición. Lo que está claro es que si queremos mantener una densidad de píxeles estables, tenemos que aumentar la resolución al aumentar la pantalla de tamaño.

Volviendo al tema que nos atañe, realmente existen las pantallas retinas? Es solo un truco de marketing? En realidad es todo marketing. Es cierto que podemos decir que ciertas densidades de píxeles son bajas o elevadas, pero de ahí a establecer un umbral fijo que dictamine si el ojo humano es capaz de percibir más o menos, es una locura!! Para empezar, y más importante, porque esta apreciación de nuestro ojo humano tiene una dependencia absoluta a la distancia desde la que miramos la pantalla. Así por ejemplo, nuestra pantalla de 42 pulgadas con una densidad de 54dpi parece una densidad muy pobre, pero es una pantalla de 42 pulgadas, estoy seguro que la distancia mínima a la que nos situaremos para verla será a lo mejor 3 metros? 5 metros?? Imaginad por un momento que a 7 metros de distancia, la densidad máxima de píxeles que pudiese apreciar nuestro ojo fuese de 54 dpi, significaría entonces esto que nuestra pantalla es Retina? Cmo vemos no es algo tan sencillo. Evidentemente una pantalla de un movil la vemos muy de cerca, a unos centímetros de nuestros ojos, y os aseguro que si nuestras pantallas de móviles fuesen de 54 dpi, notaríamos una definición pésima. Aun así, no podemos dar una cifra, ni 200, ni 300 ni 400. Depende de cada persona, depende de la distancia desde la que la persona suele mirar la pantalla. De echo, si el ojo humano realmente no fuese capaz de interpretar más de 300dpi, cada punto de más que tuviese la pantalla sería contraproducente, porque nuesetro dispositivo tendría que trabajar más. Por tanto, para que aumentar la resolución si el ojo es incapaz de notar diferencia ni siquiera mirándola a medio centímetro? La respuesta ya la he dicho… no hay una cifra. Yo os aseguro de todos modos, que me extrañaría que alguno de vosotros fuese capaz de diferenciar en test ciegos una pantalla de 200dpi a una de 400dpi, la inmensa mayoría las vería igual. Que por qué se hacen entonces? ya lo he dicho, marketing.

Curiosamente, Apple ha llamado a pantallas de los iPad Retina, sin tener una resolución de los 300 dpi como vimos en comparativas anteriores. En realidad sí que critico eso por usar el doble rasero, cuando ellos sacaron la primera pantalla que tenía 300dpi la suya era la única retina, años posteriores la competencia ganó a Apple a su propio juego y aun así ellos han seguido llamando Retina a lo que les ha dado la gana a ellos, llegasen a 300 dpi o no. Sea como sea, parece que la guerra (no todas las guerras son malas) ha causado algo bueno, las pantallas han evolucionado de forma rápida, y casi todas las pantallas actuales cuentan con una densidad de píxeles suficientes como para que el usuario pueda disfrutar de una imagen completamente nítida.

El nexus 5 en este caso, posee una pantalla de 4.9 pulgadas (un pelín grande para mi gusto, aunque te acostumbras de inmediato), pero lo que realmente sorprende es que posee una resolución de Full HD, lo que hace que posea una densidad de píxeles rara vez vista: 444 dpi. Recordemos que el Nexus 4 poseía una resolución HD Ready, con 4.7 pulgadas tenía una densidad de 318 dpi. No digo que no me parezca totalmente sorprendente y de una calidad y definición excelente el Nexus 5, lo que digo es que cualquiera que posea un Nexus 4 difícilmente va a notar ninguna diferencia en cuanto a definición se refiere, apreciar de 318 a 444 dpi… el usuario tendría que coger una lupa o tener un ojo realmente bueno. Quitando la resolución, que como ya he dicho me parece impresionante pero igualmente innecesario, hay que destacar que posee una calidad excepcional, tecnología IPS lo cual hace que permita verse perfectamnete hasta en ángulos extremos, y un contraste y tiempo de respuesta (importante para los gamers) muy bajo. Para terminar, y si creo que es más destacable es que usa tratamiento Gorilla Glass de última generación para evitar en lo posible roturas, ralladuras y otros. Y esto puedo testificar que es cierto, a día de hoy en realidad las pantallas que tenemos son casi imposible de rallar, generalmente se rompen y tan solo después de un golpe seco, duro y dramático.

El iPhone 5s/5c por contra usan una pantalla muy similar (entre ellos). Los dos optan por tamaño de 4”, recordemos como he dicho que según sus nuevos estudios bla bla bla es el tamaño perfecto. Dentro de un año o dos cuando aumenten el tamaño dirán que realmente el udeal y el tamaño perfecto es otro. Sea como sea, poseen una resolución de 640×1136, lo que nos da una densidad de 326dpi. Mucho o poco me remito exactamente a lo mismo… muy buen ojo tendría que tener uno para notar ninguna diferencia entre una pantalla de 326 a otra de 444 dpi. Tendrías que poner una imagen muy concreta de gran calidad y detalle y fijar la vista atentamente en un punto y… En cuanto a definición se refiere, realmente es que no se requiere más, ya he dicho que fue una guerra absurda injustificada en su mayoría que comenzó Apple, nunca fue una guerra real. Me da igual una pantalla de 326 que otra de 444, sé de verdad que mi ojo es incapaz de notar diferencia alguna, el efecto placebo se lo dejo a otros. Ahora bien, quitando el tamaño y la resolución, si es verdad que las pantallas de Apple pecan en poseer un bajo rango de contraste y un tratamiento de peor calidad contra ralladuras y roturas, dicho de otro modo, suele ser más sencillo rallar-romper una pantalla de Apple como la del iPhone 5s a una como la del Nexus 5.

Como conclusión en este apartado, tengo que decir que aunque técnicamente la pantalla del Nexus 5 no tiene rival y es evidentemente muy superior a la pantalla del iPhone 5s o 5c, también tengo que decir que me extrañaría enormemente que cualquier lector fuese capaz de notar diferencia alguna en cuanto a calidad. La resolución y la densidad de píxeles importa… pero siempre hasta cierto punto. Sí es cierto que en el caso del Nexus 5 podemos hablar de un éxito en mayúsculas en su pantalla porque posee un tamaño de pantalla muy superior, casi una pulgada más de pantalla!! Y aun así posee una densidad aun mayor. Eso hace que cualquiera que tenga un Nexus 5 disfrute de una gran pantalla de 5 pulgadas que mantienen una definición y una calidad sin igual. Es mejor? Sin duda… aunque personalmente creo que es indiferente, que el usuario realmente no iba a notar la diferencia :), a fin de cuenta la pantalla de ambos iPhone nuevos es también muy buena.

 

Almacenamiento

 Aunque vivimos en un mundo que cada vez la sincronización de servicios y el trabajo en la Nube es más común, es evidente que también necesitamos una buena capacidad de almacenamiento en nuestros dispositivos. Sobre el cuanto es suficiente, también es una cuestión de cada uno, y de cada plataforma que usemos, puesto que los servicios que ofrecen tanto Google como Apple son bien diferentes. Google por ejemplo apuesta de principio a fin por servicios puramente en nube cuando hablamos de contenido audiovisual y sincronización para pequeñas cosas como el correo/calendario/agenda… Apple por su parte opta por centralizarlo casi todo en servicios de sincronización, dejando realmente lo que es la nube para copias de seguridad. Esto es importante, ya que el almacenamiento de nuestros dispositivos puede depender íntegramente de que tipo de servicios usemos. Lo que está claro, es que no por comprar un dispositivo de 32GB frente a uno de 16GB es mejor compra, sería un desperdicio de dinero y de espacio si solo vamos a usar por ejemplo 10GB de esos 16/32.

Yo, de nuevo hablando de forma totalmente personal, creo que 16GB a día de hoy es más que suficiente para el 99% de los usuarios, ni hacen falta 32 ni mucho menos 64. Analizar esto es muy sencillo. Apostaría a decir que el 80% del volumen usado de nuestros dispositivos se divide en música, vídeos e imágenes, y de esos 3 elementos, sin duda alguna vídeos y música. Muchos dirán que evidentemente en 16GB es imposible meter toda la colección de música de uno… y estoy convencido de ello, pero tampoco entraría en la de 32GB o incluso en el de 64GB (depende de lo que le guste a uno la música). Aun así, personalmente claro, también sería una solemne estupidez tener 16GB de música en el dispositivo, eso es tal cantidad de horas de música que estoy seguro que el usuario no iba a escuchar en años, con lo que al final lo que tienes es el almacenamiento del dispositivo totalmente colapsado por música que a lo mejor escuchas una vez en un año… o ni eso.

Aun así, aquí vemos la gran diferencia que implica usar unos servicios u otros. Por ejemplo, quien sea afín de usar los servicios de Google por ejemplo  Google Music (lo que para mi es uno de los mejores inventos del mundo), puede tener absolutamente toda su colección musical en Google, tanto las canciones compradas como las suyas propias, de forma que puede reproducirla como si la tuviese metida en su propio dispositivo! pero sin consumir absolutamente nada de espacil. Sí, la reproduce y la usaría en Streaming y necesitaría siempre una conexión a datos/wifi para poder escucharla, pero para eso podríamos usar las mismas prestaciones de Music para que si queremos hacer un viaje o vamos a estar en algún sitio que no vayamos a tener cobertura, solo hay que darle a la aplicación para que la música que queramos se descargue en local… solo con un toque en la pantalla. Me encanta la música, tengo decenas y decenas de GB… y toda ella está en la nube, no tengo que llevarla conmigo nunca, ni en el móvil ni en el PC, solo requiero de una conexión a Internet ya sea en el navegador del PC o en el móvil, y en el peor de los casos sencillamente descargo la que quiera en local por si voy a estar off. Molestia? Mínima. Espacio usado? Cero (realmente no es cero pq se guarda una base de datos con la información de todas las canciones que tenemos… a lo mejor unos 50MB). Music, usado correctamente, no solo te da acceso a toda tu música, sino que a cualquiera que adore la música puede hacer que el espacio de almacenamiento que necesita se reduzca abruptamente. Sobre imágenes puedo decir exactamente lo mismo. Google permite subir las fotos a Google Photos donde tener toda nuestra colección si lo deseamos (ilimitadas en resolución normal, 15GB máx en máxima resolución).

El concepto de Apple en este sentido es peor para mi gusto, ya que ellos la música y las imágenes no hacen uso de la nube, sino de sincronización. Es decir, puedes tener sincronizada toda tu música entre tu PC y todos tus dispositivos de Apple, pero existirá una copia física en cada uno de ellos. Si tu biblioteca de iTunes es de 10GB y la sincroniza, tu dispositivo usará 10GB. Básicamente lo que hace iCloud en este caso es iTunes sube la música a iCloud, el móvil la descarga íntegramente en él… lo que al final obtienes es un almacenamiento precioso agotado e igualmente un gasto enorme de datos, ya sea WIFI o un plan de datos móvil.

En términos generales la sincronización es una herramienta potentísima, pero su gran virtud está para pequeñas cosas, para archivos y contenido más pesado a día de hoy tenemos afortunadamente la nube. Esto es curioso, puesto que el nombre de Apple a sus servicios es iCloud (Cloud = nube), y realmente usa bien poco lo que son servicios en Nube. Eso no quiere decir que los usuarios de Apple no puedan usar los servicios de Google ni mucho menos, cualquier usuario de iOS puede acceder con su navegador a Music por ejemplo y reproducir como si de su reproductor de música se tratase cualquier canción. No estoy comparando sistemas operativos, ni siquiera entro que servicio es mejor o peor, solo el impacto que estos puedan tener a nuestro almacenamiento.

Los vídeos sufren un tratamiento similar. En el caso de los vídeos, ni Google ni Apple permiten sincronizar ni subir a la nube de ningún modo, lo cual es comprensible. En todo caso con Google se podría enviar a Drive, pero tampoco podríamos almacenar demasiados. Las películas o vídeos que se compran en Play Store es diferente porque Google si permite su reproducción en Streaming de forma directa en cualquier dispositivo, pero quitando esto, me temo que en este caso sí, quien quiera usar su dispositivo para ver películas sin parar tendrá que disponer de una gran capacidad. Personalmente, creo que es una tontería en mayúsculas, porque para eso tenemos nuestro discos duros externos con capacidades que llegan a más de 2TB.

Resumiendo todo un poco, aquí no valoramos aun así que espacio es más óptimo o no, sino que dispositivo ofrece mejores configuraciones en este aspecto. Y lo cierto es que Apple en su iPhone 5s es el único que ofrece 64GB de almacenamiento. Sea necesario o no, lo que está claro es que es el único que lo ofrece, y cualquier elección siempre es buena. Con lo que evidentemente en este aspecto ganaría nuesetro iPhone 5s frente al resto. Ninguno de ellos puede expandirse por medio de uSD, con lo que sería un empate técnico.

Por último, si hay que destacar que el Nexus 5 es el único que posee un conector estándar uUSB, y que encima es compatible con OTG. Muchos podrán no estar de acuerdo conmigo cuando digo que es mejor un conector uUSB al conector Lighning de Apple, pero creo que si hacemos un juicio justo al respecto, veremos que realmente al final el uso de un conector uUSB es mejor. Es cierto que a lo mejor el conector de Apple es reversible o menos propenso a poder sufrir un deterioro, pero cualquier usuario de conector uUSB sabe que existe una característica mucho más importante al echo de que sea reversible o más sólido… y es el echo de que es totalmente universal. Puedes ir con tu dispositivo móvil, tablet o lo que quieras a cualquier casa si quieres, que seguro que puedes cargar en ellos el móvil, y ya no solo cargarlo, sino transferir cualquier archivo de/desde él si es necesario, todos tienen al menos algún cable en su casa. Muchos pueden decir ante esto que eso se soluciona con meter un cable en el bolso de Apple o que a ellos eso no le afecta porque todo su círculo usan el mismo cable… bien, no digo que esto pueda ser o no cierto, pero no deja de ser un modo de intentar ocultad una realidad mucho más práctica. Eso sin entrar por supuesto en el precio que tiene un cable uUSB a uno que tienen un cable Lighning.

En el caso del Nexus 5, posee otra característica peculiar como viene siendo habitual, y es que el conector uUSB es compatible con el estándar OTG. Esto quiere decir que dicho puerto uUSB puede usarse como un USB Host! Dicho de otro modo, podemos conectar en él virtualmente cualquier dispositivo USB: Teclados/ratones USB, cámaras, mandos para juegos, lectores de tarjeta, pendrives o discos duros incluso si queremos. A nadie se le escapa las posibilidades que esto puede tener. No es ni mucho meno algo esencial, si es un extra bien avenido.

 

Comunicaciones

 A nadie se le escapa que en el siglo XXI sea fundamental no solo tener un cacharro con una buena pantalla. Necesitamos que nuestros dispositivos estén cada día más preparados y compatibles con el boom tecnológico que estamos viviendo, a fin de cuenta precisamente de esto va todo, de comunicaciones. Pero no nos engañemos, una vez más no confundamos lo que podría ser una… “necesidad”, a lo que es un marketing barato que intentan tanto fabricantes como compañías meter por los ojos, porque algo hay que vender a los usuarios. En esta ocasión, aquí entramos en otra guerra, aunque en este caso es más orquestada por los operadores móviles que por los fabricantes.

Es evidente que cada día que pasa tenemos unas necesidades mayores de consumo de datos, ya sea por WIFI o ya sean por redes móviles. Es evidente que por tanto también necesitamos una velocidad de acceso a dichos servicios que sea cuanto menos decente. Al igual que sería totalmente inviable los enlaces via Modem en un PC para conexiones a Internet, tampoco son viables conexiones de segunda generación para satisfacer nuestras necesidades. Pero entonces, ¿por qué estoy hablando de guerra abierta y de marketing? Bueno, hay que saber diferenciar y conocer un mínimo las tecnologías que tenemos a día de hoy, lo que pueden afectarnos unas y otras, y con todo ello ver donde está el truco. Así que empecemos un poco enumerando los enlaces actuales a redes móviles que tenemos, eso aclarará la mayoría de confusiones que tiene la mayoría:

 

-GSM:

Es el estándar en el que se basan nuestras comunicaciones móviles a día de hoy. Es tecnología 2G pura y dura, y aunque permite la transmisión de datos y voz, su uso está relegado a la comunicación voz pura y dura.

 

-GPRS

Es el sistema más viejo de transmisión de datos apoyado en GSM que tenemos, y el que más o el que menos lo recordará sobre todo de la era de los MMS o de los portales de navegación móviles WAP. Sigue siendo usado a día de hoy sobre todo en zonas rurales cuando no tenemos disponible una cobertura mejor que nos permita un mejor enlace. Es tecnología 2G, aunque en algunas literaturas la vemos como tecnología 2.5G

Su velocidad máxima es de 20Kbits por “slot”, siendo posible usar hasta 4 slots simultáneos, llegando por tanto a una velocidad máxima teórica de descarga de 80Kbit = 10KB/s. Su cobertura prácticamente engloba al menos el 90% de todo el territorio nacional, siempre y cuando por supuesto tengamos cobertura GSM.

 

-EGPRS/EDGE

Es una mejora sustancial a GRPS, pero está fundamentado lo mismo. Esta si se consideraría una tecnología 2.5G, aunque aquí en España es raro que nos veamos en este escenario, por lo general caeremos a GRPS cuando abandonamos 3G. En otros países se ha usado de forma extensa EDGE como sustitución a tecnología UMTS (3G).

Su velocidad máxima por slot se eleva a los 62Kbits aproximadamente, siendo posible un máximo de 8 teóricos, lo que haría posible una velocidad máxima de 496Kbit, lo que nos daría una velocidad máxima de 62KB/s, que es también insuficiente en los tiempos que corren, aunque mejor esto que nada, y es a fin de cuenta una gran evolución con respecto a GRPS.

 

-UMTS

Es un cambio total en los sistemas de comunicaciones móviles, no es una sencilla evolución, sino un cambio tanto en las comunicaciones de voz y de datos. Realmente se le considera la tecnología 3G pura y dura, y aunque aumentó en mucho la velocidades de conexión, esta tecnología no fue demasiado amable con las baterías. Se diseñó principalmente para realizar videollamadas, aunque lo cierto es que su uso nunca se extendió demasiado para ello. Muchos aun recordaremos la publicidad de aquellos años que vendían cada terminal con la promesa de videollamadas.

Su velocidad máxima se situa a los 2Mbits, lo que significa unos 256KB/s , de nuevo una gran mejora en comparación con las tasas anteriores. Los enlaces 3G son suficientes para mensajería instantánea, correos electrónicos, GPS… incluso consultas sencillas por Internet, aunque la navegación puede resultar lenta. No es necesario decir, que cada salto tecnológico que damos hacia delante en redes móviles la cobertura de dichos servicios se ve realmente reducido. En el caso de redes  UMTS, su ámbito suele cubrir incluso la mayoría de carreteras, pero suele dejar fuera a zonas rurales que estén más alejadas.

 

-HSDPA

Es una enorme evolución a UMTS, y es a día de hoy el tipo de enlace más usado en la actualizada en zonas pobladas. Nos permite obtener velocidades más que decentes para cualquier tipo de tarea. Hablaríamos en este caso de tecnología 3.5G, aunque como vemos el ponerme nombre a la tecnología sería un poco subjetivo.

HSDPA es un gran salto hacia adelante, permitiendo enlaces de una velocidad de hasta 14Mb, lo que nos permitiría en teoría alcanzar unas velocidades de descarga máximas de 1.2MB/s!! Es decir, que si estuviésemos en el mejor de los casos, dispondríamos de enlaces más rápidos en este caso que la mayoría de conexiones ADSL de domicilios, si tomamos que de media puedan tener 10Mb.
En contrapartida, como vamos viendo, su uso está mucho más restringido, siendo común las conexiones HDSPA en la mayoría de los núcleos medianamente poblados, pero no suelen extenderse mucho más allá.

 

-HSDPA+

Aunque no deja de ser una mejora de su predecesora, es otro gran salto cualitativo. Muchos llaman a esta tecnología 4G porque comparte algunas característica de este tipo de tecnología, pero en realidad pertenecería más bien a tecnología 3.5G o en todo caso a 3.75G.

La velocidad de descarga de HSDPA+ puede llegar teóricamente incluso a 337Mb, aunque como evidentemente supondrá la mayoría no existen redes que soporten las especificaciones más avanzadas de esta (o al menos yo no las conozco). De echo si miramos la tabla de especificaciones mostradas, los terminales en la comparativa soportan de máxomo la especificación de la 3GGP 8, que son 42.2Mb, lo que sería en descarga un máximo teórico de nuevo de 5.2MB. A día de hoy, nadie se le escapa que para alcanzar una velocidad así en un domicilio es necesario hacer uso de tecnologías de fibra o VDSL, cosa que a día de hoy tan solo una minoría tiene acceso a dicha tecnología, sin embargo en telefonía móvil al menos nuestros dispositivos están preparados para ello.

En contrapartida tenemos la cobertura de nuevo, cada vez más recortada. En este caso, HDSPA+ en España suele estar disponible tan solo en la mayoría de las ciudades y núcleos muy poblados.

 

-LTE

Llegamos a lo más novedoso que tenemos a día de hoy y es donde como ya he dicho está el marketing. LTE es otra evolución más a la tecnología 3G, siendo LTE la tecnología 4G pura. No obstante, a priori no representa otro salto tan claro y exagerado como pudo ser HSDPA o HSDPA+, pero porque al principio se basa de nuevo en un sistema de comunicación diferente, mejorando la calidad de las llamadas de voz y la calidad y estabilidad de las conexiones de datos.

Su velocidad máxima teórica es de 300Mb, como vemos paradógicamente menor a la máxima que podría alcanzar una red HDSPA+. Aun así como viene siendo normal, ningún operador ofrece conexiones a dicha velocidad, siendo lo habitual en el mejor de los casos ofrecer enlaces de 50Mb, lo que serían 6.25MB/s.

LTE posee otro grave problema, al menos en España. Si ya se complicado poseer cobertura HSDPA+, lograr un enlace LTE es casi imposible. Actualmente tan solo los núcleos principales de España poseen cobertura 4G, si no recuerdo mal la lista era bien cortita: Mi querida Sevilla, Madrid, Valencia, Bilbao y Barcelona. Por supuesto, solo en la ciudad.

 

He hablado sobre guerra y marketing. Creo que con las cifras y los pros y contras encima de la mesa vemos el motivo. Ahora mismo las operadoras anuncian por todo lo alto y lo venden como si de algo especial se tratase eso del 4G. Claro que LTE es una buena evolución y estoy seguro que dentro de unos años se afianzará y aparecerá una revisión más avanzada que permitirá velocidades muy superiores, ese no es el problema. El problema, y lo que me parece indecente, es que se quiera vender algo que solo un 1% podrá apreciar en el mejor de los casos como la panacea de las comunicaciones actuales. Y esto lo digo por tres motivos:

a) Cobertura: De nada vale poder disponer de una tecnología superior si hasta dentro de 2-4 años las redes LTE no estarán siquiera disponibles en núcleos poblados. Poca cobertura ademas, implica que la batería se freirá muy rápidamente, pues en el mejor de l os casos que vivamos en un lugar donde exista cobertura 4G, nuestro móvil estará constantemente cambiando entre 3G+/4G, y eso se traduce como un aumento del consumo de la batería brutal.

b) LTE puede ofrecer una buena velocidad, pero el problema no es la velocidad, es la calidad de las redes. Vemos como HSDPA+ es capaz de alcanzar velocidades incluso mayores! Y sencillamente las redes no se actualizan, si ya de por sí tienes que tener suerte para lograr enlaces HSDPA+ teniendo buena cobertura, que suerte tienes que tener para poder lograr un enlace LTE de 50Mb?? Seamos sinceros, cualquiera que se conecte por redes 4G a día de hoy al menos en españa, o se encuentra justo debajo de una antena 4G o que no espere tener un enlace de más de 4-5Mb/s. Lo que tienen que preocuparse las compañías es menos marketing barato y más mejorar sus redes y aumentar la cobertura.

c) Aun en el mejor de los casos que dispusiésemos de cobertura LTE en todo el territorio nacional… ¿para qué? Si alguien me dice que es para usar la conexión de datos móvil para un PC puedo entenderlo, pero si me dice que es que él/ella necesita una conexión a 50Mb/s en su móvil… sinceramente no me lo creo, y por muchas razones. Seamos serios, estamos de acuerdo que una velocidad de 1Mb/s es insuficiente para navegar o descargar contenidos, pero un enlace estable de 10Mb/s o incluso de 20Mb/s si queremos es más que suficiente para el 95% de la población mundial! ¿El principal uso que le damos cual es? Mensajería instantánea? No consume datos prácticamente. Correos? Poco. El mayor consumo es contenido audiovisual, y con 20Mb/s es más que suficiente para realizar el streaming más exigente que exista. Me parece de chiste el anuncio que vemos de la chica en el tren que le da a un botón y se descarga en 5-6 segundos un CD, NADIE HACE ESO. A todo ello hay que sumarle un pequeño detalle que parece que se olvidan. No tenemos tarifas planas en las tarifas de datos amigos, las limitaciones más habituales están en ¿1-2GB mensuales? Sinceramente, alguien me puede decir quien va a descargarse en 6 segundos de un tirón un CD que puede ocupar perfectamente 50-60MB cuando tiene un límite de 1GB al mes? Si la mayoría llega a duras penas a final de mes simplemente navegando, redes sociales, mensajería instantánea… ¿para que queremos realmente más velocidad?

Ahora entendemos un poco más que me refería. Claro que todo tiene una evolución natural, y es evidente que es bueno usar siempre las últimas tecnologías, pero que eso no se convierta en una necesidad que crean ellos, porque la verdad es que a día de hoy LTE para lo único que vale en España es para consumir más batería en su móvil, sin tener ningún beneficio real. Es más, casi seguro que cualquier Español aun teniendo cobertura 4G obtendrá mejor velocidad en enlaces HSDPA+. No sé como aun hay quien se fía de las mismas compañías que llevan años reteniéndolas con compromisos de permanencia y tarifas leoninas. Eso sí, se pone el cartelito de 4G y la gente pica. Mi no comprender.

 

 Dicho todo esto, que no es poco, creo que mirando la tabla de características queda un poco dicho todo lo referente a redes LTE. El nexus 5 es compatible con revisiones LTE superiores (posee 3 “antenas”) capaces de nuevo teóricamente de velocidades de 150Mb, frente a los 100Mb de los iPhone. De nuevo, cualquier extra es siempre bienvenido, pero de verdad os digo que el consejo que le puedo dar a cualquiera que lea estas letras si tiene un dispositivo 4G es el siguiente: Deshabilita el acceso a 4G, al menos durante un par de años, vas a ganar en velocidad y en batería.

El resto de dispositivos para las comunicaciones que cuentan son más sencillos de explicar y no nos vamos a enredar demasiado en ellos.

Todos disponen de Bluetooth 4.0 que es la última especificación, y todos soportan las especificaciones WIFI 802.11 a/b/g/n. No obstante, tan solo el Nexus 5 ha sido actualiado y es compatible con el wifi más actual que disponemos a día de hoy, que e sel estandar 802.11 ac. En este caso, si disponemos de un router WIFI ac podremos establecer enlaces de hasta 433Mb/s, lo que desde luego es otra pequeña victoria para el Nexus 5 de LG/Google. No creo que sea algo radicalmente necesario a menos que se deseasen trasferir archivos por WIFI de forma masiva, pero bueno… es otro poquito más que el iPhone 5s ni el 5c poseen.

Otra victoria para el Nexus 5 es de nuevo un chip NFC que permite la comunicación por medio de esta tecnología inalámbrica. Como es habitual en Apple, si la competencia saca algo innovador y una tecnología puntera, ellos no la usarán y diran que es una tecnología abocada al fracaso, sin futuro o muy precipitada. Si son ellos, es que son unos adelantados. Sea como sea, el Nexus S (aka Nexus 2) ya disponía de NFC, con lo que hablamos de hace ya unos 3 años que tenemos teléfonos NFC en el mercado, y creerme… tengo uno a mi lado, y no solo se usa, sino que es tremendamente útil para compartir información de teléfono a teléfono de forma inmediata de forma sencilla sin emparejamientos ni historias. Es cierto que en España no se hace uso de sus prestaciones para realizar pagos, pero como digo su utilidad para trasnferir información entre dispositivos y para hacer uso como lectores/grabadores de tags NFC es indiscutible (aunque no ensencial)

 

Cámara

 Partamos de la base de que un móvil nunca (al menos a largo plazo) será capaz de poder hacer fotos como una cámara de fotos compacta o SLR. Es cierto que los sensores que actualmente podemos encontrar han mejorado y evolucionado de una forma notable, pero la óptica sigue siendo muy deficitaria en comparación. Quizás la mejor pregunta que podamos hacernos es que esperamos o que le pedimos a una cámara en nuestros móviles, si realmente esperamos que nuestro móvil sustituya una buena cámara de fotos/video.

Hay una extraña y expandida creencia que lo más importante en una cámara de fotos es la sensibilidad del sensor, que a cuantos más Megapíxeles mejor. Evidentemente es un factor muy importante a la hora de medir el nivel de detalle que un sensor es capaz de tomar, pero eso no significa que llegados a un punto sean más importante otros factores. Así por ejemplo vemos la carrera desmedida de Nokia por vender terminales con sensores capaz de tomar fotos a más de 40MP, y cuando analizamos las fotos vemos sin embargo que aunque es cierto que las fotos pueden tener mayor detalle en algunos aspectos, la calidad general de estas es muy pobre, a veces inferior a las fotos realizadas con un móvil con un sensor mucho menos sensible. 

Los móviles, todos, tienen un gran problema, y es el tamaño del sensor y la óptica que pueden integrar. Cualquiera que compare la lente de una cámara de fotos y la de un móvil, lo primero que destaca es su tamaño. Aquí, como en muchas otras cosas, el tamaño importa. Un sensor/lente mayor, significa que es capaz de captar mucha más luz, y la luz es factor imprescindible. Esto lo vemos a diario, la mayoría de las cámara de los móviles hacen un trabajo relativamente decente en condiciones de una alta luminosidad, pero suelen fracasar cuando las condiciones de luminosidad externa son deficientes, y como es natural los flash que tenemos son limitados. Las fotos tomadas en dichas condiciones suelen introducir un alto ruído, los sensores no son los suficientemente grandes como para tomar la suficiente luz. Otro efecto inmediato que tenemos, como cualquier aficionado a la fotografía sabrá, es que para compensar la falta de luz por las razones que sean, el obturador permanece abierto más tiempo para poder captar más luz, lo que produce a su vez una imagen movida o borrosa a menos que se tenga un pulso bien sólido… u otras medidas para compensarlo.

Ante estas limitaciones, tanto el iPhone 5s como el Nexus 5 (no aplicable al iPhone 5c) toman diferentes caminos para poder sortear en la medida de lo posible estas deficiencias. El iPhone 5s apuesta por un mejor sistema de Flash, un sensor algo más grande y un procesamiento de software más intensivo. El Nexus 5 apuesta por un sensor notablemente más grande y la inclusión de un estabilizador de imagen óptico. En ambos casos, lo que se persigue en realidad es lo mismo, lograr aumentar la cantidad de luz que el móvil es capaz de tomar, y por otro lado mejorar en lo posible la imagen cuando las condiciones ambientales son malas.

Evidentemente en las condiciones adecuadas cualquiera de las 3 cámaras realizan un trabajo excepcional, siendo en este caso la cámara del Nexus 5 la que sobresaldría por encima de las otras dos, con un sistema de enfoque superior, y las características avanzadas HDR+ y Zero Shutter Lag son siempre ese poquito más que a todos nos encanta. Por desgracia, y es por ello que en este punto tengo que dar como ganadora la cámara de iPhone 5s, es que el software actual del Nexus 5 (que no el hardware) no está bien equilibrado, y posee algunos defectos que hacen que las fotos no son todo lo buenas que podrían ser. No quiere decir que sean malas, quiere decir que podrían ser mucho mejores para la cámara que posee. Es por ello que el iPhone 5s balancea mejor los colores y tonalidades (software como digo), y la cámara Slow Motion es también un agregado interesante. Estoy seguro que en futuras actualizaciones del Nexus 5 la mayoría de estas deficiencias se verán solventadas, pero si hay que ser honestos, aun tienen que pulir algunos problemillas.

Es una pena que el Nexus 5 no incluyese una cámara Slow Motion o que Google no haya afinado del todo en la configuración del software, porque sin duda alguna el software fotográfico de Google no tiene igual actualmente, su sistema HDR, fotografía panorámica y Photosphere, estan ahora mismo muy muy lejos de cualquier solución que ofrece la competencia. Supongo que en esta vida nunca se podrá tener todo…

 

Sensores

La mayoría de todos los terminales que encontramos ya en el mercado, comparten los mismos sensores, la tecnología de integración de hoy en día permite crear cada vez sensores más pequeños, precisos y con menor consumo. A día de hoy todo el mundo sabe que es un acelerómetro gracias a los móviles, pero esto que a día de hoy está tan extendido y que francamente funcionan excepcionalmente bien, hace unos años hubiese sido de ciencia ficción. Si aplicamos la lógica, veremos como los sensores poco a poco se van expandiendo, y mejorando en mucho su precisión.

Acelerómetros, brújulas digitales, sensores de proximidad y luminosidad o giroscopios estan presentes casi en el 100% de dispositivos móviles (al menos en SmartPhones).

En los últimos años, se han introducido algunos sensores más, como el barómetro que ya incluyen la mayoría de fabricantes en sus gamas altas. Un barómetro mide la presión atmosférica, y esto tiene una aplicación inmediata en dos campos: Predicción del tiempo por cambio de presión y más habitual, como sensor de altitud. Esto hace que cualquier dispositivo móvil con barómetros tendrán un tiempo de fijación de GPS mucho menor, además de ser más exacto.

El barómetro ya lo encontramos hace un par de años atrás desde el Galaxy Nexus y no es una novedad, aunque Apple aun no lo implementa. En esta ocasión se han empezado a usar dos nuevos sensores, que hasta la fecha no se han usado con anterioridad. Lector de Huella dactilar y Detector/contador de pasos (aka pedómetro)

Lector de Huellas: El iPhone 5s incluye un lector de huellas en su botón home, y como cualquier lector de huellas su función es evidente… un escáner dactilar. Apple es el primero en implementarlo en sus dispositivos aunque son muchos los que tienen patentes y pensamiento de usarlos en el futuro. Bien usado y confiando siempre en un software que lo respalde de forma correcta, personalmente creo que es una buena medida de seguridad para nuestros dispositivos, tanto como control de acceso como para su uso en aplicaciones internas y externas. El problema que suponen este tipo de dispositivos es que hay que fiarse del software que lo respalda, y que por supuesto como se ha demostrado en múltiples ocasiones no es un sistema “fiable”. Como idea inicial está bastante bien, el problema es que como con todas las cosas que hace Apple, es tan restrictivo su uso que pierde la mayoría de su valor, y es que Apple no permite su uso, tan solo puede usarse para desbloquear el terminal en vez de usar un PIN. Espero que esto pueda cambiar también en el futuro, pero o mucho me equivoco o antes de que esto ocurra tendremos en el mercado dispositivos con lectores de huellas capaces de usarse en cualquier aplicación en Android.

Pedómetro: Esta es una de las novedades del Nexus 5 y una de las pocas cosas que no se han sabido hasta el momento de su lanzamiento, lo cual ya es raro teniendo en cuenta la cantidad de filtraciones que han existido. Detallar que es un pedómetro es un poco absurdo, como lo es explicar su uso. Es un sensor tremendamente útil para los amantes del deporte, pero lo cierto es que para la mayoría de las personas pasará totalmente desapercibido. No digo que no sea útil en momentos concretos y que todo lo que sea un añadido es positivo, pero yo lo calificaría como un extra menor. Por supuesto, repito, para un deportista esto no solo sería un extra, sino algo tremendamente útil, pero hay que hablar un poco por boca de la mayoría.

Por lo general, si hacemos por tanto balance completo sobre los sensores del iPhone 5s o el Nexus 5 (recordemos que el iPhone 5c tampoco lleva el lector de huellas), creo que es más útil un barómetro y pedómetro que un lector de huellas, si tenemos en cuenta por supuesto que el lector de huellas solo vale para desbloquear la pantalla en el iPhone, que en Android puedes desbloquearlo por PIN, patrón o rasgos faciales y que el barómetro es algo que sí se usará de forma extensa y sí es a mi juicio un valor añadido. Al igual que el pedómetro, la mayoría de usuario no va a usar nunca el lector de huellas, os lo puedo asegurar, la mayoría de echo no usa siquiera un PIN de bloqueo.

 

Dimensiones

 Al igual que la pantalla, es una cuestión de gustos asociada en su gran mayoría al tamaño de esta. Lo único que puede ser más medible sería el groso del dispositivo, pero indirectamente también es muy dependiente del hardware que le rodea. Para poder realmente medir este tipo de cuestiones sería necesario que ambos dispositivos tuviesen el mismo tamaño, lo cual es evidente que no. Esto creo que es más que sencillo de comprender, un dispositivo de 5 pulgadas evidentemente va a tener unas medidas y por consiguiente un peso diferente que otros de 4 pulgadas.

Lo que sí podemos medir no obstante son las diferencias de los dos iPhone, el iPhone 5s y el 5c, dado que los dos poseen la misma pantalla. En este caso, vemos que es evidente que el iPhone 5s supera con creces al iPhone 5c, siendo bastante más delgado y más ligero.

También simultáneamente podemos comparar el Nexus 5 con el iPhone 5c, puesto que aun cuando el Nexus 5 es evidentemente más grande, vemos que pesa menos y es más delgado que el iPhone 5c que es una pulgada más pequeños! Esto resulta aun más increíble, lo que nos preguntamos si realmente Apple ha hecho a posta algunas cosillas del iPhone 5c… aunque eso lo desarrollaré en las conclusiones.

Comparar el Nexus 5 con el iPhone 5s en cambio sería imposible. Si el Nexus 5 pesase menos y fuese más delgado que el iPhone 5s, entonces es cuando Apple tendría un serio problema de diseño como pasa con el iPhone 5c (Que es totalmente inexplicable), pero en este caso es una cuestión de lógica. Si tienes una pantalla más grande, la estructura es igualmente más grande y por tanto lado, ancho, grosor y peso es igualmente superior.

Para cualquiera que pueda decir o pensar que el peso de un dispositivo u otro es mucho o poco, o si en sí el dipsositivo es grande o pequeño, sencillamente es que se equivoca de formato, aunque como ya dijimos en el apartado de pantallas, el mercado está tendiendo a pantallas más grandes, es lo que los usuarios están cada vez más exigiendo. No quiero decir con esto que para muchos el tamaño ideal sean las 3 pulgadas, las 4 o las 4.5, por supuesto es una cuestión de gustos, aquí solo podemos hablar de una mayoría, y que lo que quiere es caballo grande.

 

Batería

 Posiblemente la queja mayoritaria que tiene cualquier usuario de Smartphone es la corta duración de la batería. Tiene sentido, hemos pasado de tener móviles que duraban días y días sin necesidad de recargar a otros que no pasa un dia o dos a lo sumo de tener que pasar por el enchufe. Pero nos guste o no es el precio a pagar por dispositivos que poseen un consumo muy superior a lo que consumían anteriormente, y a eso debemos sumarle el echo que las baterías por desgracia no han evolucionado a la misma velocidad que el resto de la tecnología… y no es por falta de financiación o interés, es que por desgracia los límites actuales de la tecnología para las baterías es el que tenemos. Hay estudios para usar baterías basadas en polímeros de alternativos prometedores, pero aun pasaran unos años posiblemente en ver la luz, los prototipos que hay aunque poseen unas densidades de carga muy superiores son baterías que no tendrían ni 6 meses de vida útiles… con lo que no son una opción a día de hoy.

Dicho esto, el tema de las baterías actuales es sencillo, cuanto más grande sea la batería, más duración. Eso por supuesto de cara a la batería en sí, el tiempo que un teléfono pueda mantenerse encendido dependerá no solo del tamaño de la batería, sino de los componentes, el uso, optimizaciones… y mil cosas más.

En el caso del iPhone 5s/5c usan baterías similares y (supuestamente) tiempos de vida similares. Por supuesto las horas en conversación y espera que muestran los datos son poco fiables, dado que es el propio fabricante quien los da.

En el caso del Nexus 5, posee una batería de mayor tamaño,y pese al consumo ingente que debe de tener su pantalla, de nuevo si nos creemos los datos que nos da el fabricante, posee una duración mayor. A parte de esto, el Nexus 5 cuenta con capacidad nativa para permitir su carga por inducción, es decir, sin cables.

Por desgracia, estimar realmente que dispositivo posee un menor consumo o una batería de mayor duración es complicado. Si hacemos caso a los números oficiales decimos sin duda alguna que el Nexus 5, pero no creo que nadie simultaneamente cojas los 3 terminales con la batería cargada al máximo e inicie 3 conversaciones de voz simultaneas hasta agotar la batería. Dicho esto, no nos queda otra que fiarnos de los datos oficiales (poco fiables).

 

Conclusiones

Es evidente que en casi todos los aspectos técnicos el nuevo Nexus 5 de Google/LG supera con crece todos los aspectos del nuevo iPhone 5s, que ni decir ya del iPhone 5c. Pero si esto fuese insuficiente, para rematarlo todo, tenemos que el precio del Nexus 5 es prácticamente la mitad de lo que cuesta un solo iPhone 5s. Pagando la mitad, un usuario obtiene un hardware más potente, una pantalla de mayor calidad definición y tamaño, una cámara excepcional (aunque sin llegar a ser perfecta ni mucho menos), un dispositivo preparado para las últimas tecnologías tanto en comunicaciones como en sensores se refiere, y una gran calidad, eso sin contar con pequeños e interesantes extras. Las mayores crítica que puedo poner es sin duda alguna un mal ajuste en el software que gestionan los colores en la cámara, y personalmente me hubiese gustado verlo con 3 o 4 GB de RAM.

El iPhone 5s por otro lado, no es un terminal que podamos llamar de segunda categoría ni mucho menos. Posee un hardware sólido, pero a parte de un novedoso sensor de huellas dactilares no aporta ninguna novedad que lo pueda hacer… único. Querer hacer pasar un procesador de 64bits como algo necesario o maravilloso es para cualquiera que conozca un mínimo de arquitectura de computadores un chiste, lo cual no quiere decir que sea malo (como ya hemos dicho) un procesador de 64bits, eso no lo critico, lo que critico es el marketing barato que usan las empresas para hacer pasar algo novedoso como algo maravilloso, cuando no tiene absolutamente nada que ver una cosa con la otra. Mis mayores críticas son un precio extremadamente elevado para el hardware que posee, una pantalla muy pequeña para los tiempos que corre, un lector de huellas que solo sirve para desbloquear el teléfono y un procesador y memoria de clase media, cuando debería de ser un hardware del más alto nivel.

El iPhone 5c por otro lado es un misterio que dudo muchos puedan explicarlo. El iPhone 5c no es más que un iPhone 5 en su 90% con un precio absurdamente elevado. A este iPhone 5c si me atrevería llamarlo teléfono de segunda a día de hoy si vemos los terminales de alta gama que tenemos a día de hoy. Lo que me pregunto realmente es el sentido que Apple haya podido tener para sacar al mercado un terminal así, puesto que estoy convencido que ni ellos mismos podrían creerse que venderían muchos, como ya ha quedado demostrado en los últimos no números publicados. Lo único que se me ocurre sinceramente es que Apple misma esperase este fracaso, nadie puede tomarse en serio que una compañía llame a un terminal de 550€ como de bajo coste, ni siquiera Apple. Con esto en mente, querrían sencillamente sacar al mercado un iPhone de segunda para que sus propios clientes pudiesen comparar lo bueno o malo que es su otro terminal de 650€, a fin de cuenta quien va a gastarse 550€ en un terminal cuando por 100€ pueden comprarse el iPhone superior, es decir, persuadir a aquellos que quieren gastarse menos para que al final terminen gastándose más. Lo que está claro es que dudo mucho que Apple con su iPhone 5c pueda robar un solo cliente a la competencia, y difícilmente a sus propios fanboys

 

Sea como fuese, al margen de opiniones personales, hay números que son imposibles de refutar. Actualmente, Android copa el mercado con un 80%, mientras que el resto se lo reparten otras plataformas, y antes de que se diga que Android se venden muchos, solo Samsung es actualmente el mayor fabricante de terminales móviles, solo ellos venden casi el doble de terminales Galaxy S4 que Apple iPhone 5/iPhone 5s (cuando recordemos el precio es similar en ambos). Al margen de fanatismos y precios, parece que aunque poco a poco, el sentido común se impone. Esto no es así en todas partes del mundo, de echo en EEUU Apple aun ostenta un poder enorme, pero fuera de sus fronteras este “poder” cae cada día aun más.

Si el iPhone 5s/5c será un éxito o no, la respuesta está contestada desde hace tiempo, solo hay que mirar los últimos 3-4 años. Se venderán millones, habrá criticas por un lado y por otro, Apple anunciará enormes ingresos gracias a los márgenes de beneficio tan enormes que tiene gracias al sobreprecio de sus terminales, y aun cuando eso pase, sus acciones ese día bajaran de golpe unos puntos porque los inversores no estarán de acuerdo.

De cara al Nexus 5 es más complicado saberlo. El Nexus 4 fue todo un éxito de ventas, tanto es así que LG mejoró y en mucho sus previsiones económicas gracias fundamentalmente a esto. Por otro lado el sello “nexus” aun no está demasiado bien recibido por muchos, que ven que un dispositivo de 350€ no puede ser para nada tan bueno o competitivo puesto que posee un precio más bien de gama media. Personalmente creo que lo único que Google tendría que replantearse sería intentar obligar a dar un mejor soporte a los fabricantes, que estos extendiesen su soporte de actualizaciones mucho más allá de los 18 meses que parece que tienen “pactado” entre unos y otros. Aun así, gracias a Google Play Services y a la iniciativa de Google de ir sacando de su Android sus propias aplicaciones (Drive, G+, Hangout, TTS, Maps, Calendario…), Google casi ha eliminado la famosa fragmentación que tanto se ha criticado a Google. Paradógicamente hoy, es más factible instalar una aplicación actualizada a un terminal viejo que cuente por ejemplo con Android 2.2/2.3 que hacerlo a un iPhone viejo con los mismos años de antiguedad.

 

Y ahora sí, creo que por hoy ha sido todo. Un saludo amigos y hasta la próxima.