Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

No, no estoy muerto, y lo cierto es que este año ni siquiera pude felicitaros a todos estas navidades pasadas ni este nuevo año. Así que antes que nada, un saludo a todos amigos, y mi promesa de intentar escribir de forma más habitual, desde luego no será por no tener material por el cual no hacerlo 😉

Hoy por lo que se ve la cosa va de Facebook. En realidad este artículo era uno de esos que estaban en el cajón del “ya escribiré”. Por desgracia la falta de imaginación me impedía escoger un mejor título para ello, pero en cualquier caso hoy quiero hablar un poquito de esa gran porquería que Facebook hizo (y hace) con su aplicación, concretamente para Android por su amplia mayoría, pero en gran medida es aplicable a iOS.

Sin duda Facebook se ha convertido para muchos en un diario, y me atrevería a decir que una amplia mayoría tenemos su “maravillosa” aplicación en nuestro terminales. Pero como todo, no es oro todo lo que reluce, y cuando hablamos de Facebook la cosa siempre es mucho peor de lo que uno piensa. Puede que alguno no esté de acuerdo y crea que la aplicación es una maravilla en todo su amplio aspecto, pero de eso se trata las letras de hoy, en ver cuan porquería estamos instalando en nuestros terminales… y algunas soluciones a ello. Que sea un tirón de orejas para los amigos de Facebook:

 

Hablemos de Tamaños

Quien realmente piense que el tamaño no importa… se equivoca de cabo a rabo, siempre importa… y mucho más aun cuando no se tiene la mejor maquinaria del mundo. No obstante en este caso, cuanto más pequeño sea (la aplicación) mejor será.

La memoria de cualquier dispositivo (ya sea de almacenamiento principal, RAM, o secundario, SSD/HHD) es finita. Sí, cada día salen dispositivos mejores con mayores tamaños de almacenamiento y con una mayor cantidad de RAM, pero seguramente la mayoría de los presentes ha tenido que enfrentarse a dicho delicado problema antes. Cuanto mayor sea el tamaño de una aplicación mayor capacidad necesitará de almacenamiento, y presumiblemente también de RAM. Cuanto es asumible?? Evidentemente hay que ser realistas, si queremos correr un juego con texturas HD y lleno de polígonos por descontado que requeriremos unos recursos altos. Pero no hablamos de juegos, hablamos de una sencilla aplicación de red social. En números?? Bien, esto es lo que origina una instalación limpia de Facebook:

APK: 35.5 MBytes
Dalvik/ART: 107.4 MBytes
Datos Applicacion: 8 MBytes
Tamaño Total: 151 MBytes (Aprox) Almacenamiento

Una instalación limpia de Facebook ocupa la friolera de 151MB de espacio, insostenible para dispositivos de gama baja que no poseen una partición de datos amplia. Además esto trae consigo un problema adicional doble, y es que todos esos datos son usados eventualmente, con lo que desde la carga de la aplicación, su manejo, su instalación y su desinstalación… TODO hace que sea torpe y lenta en comparación. En contraposición, para los que se pregunten si estos valores son altos o no, citar sólo que Google+ que además incluye toda la gestión de Fotos, localización y otros, su tamaño total se queda en los 64MB (aprox). Es decir, menos de la mitad y con muchas más funciones.

Y que podemos decir de la RAM??

La RAM es aun más crítica que el espacio en muchas ocasiones, porque los dispositivos de gama baja que posean 512MB o incluso 1GB pueden verse rápidamente con la RAM agotada en muchos casos. Es lo de siempre, a más aplicaciones/servicios en ejecución (y según su tamaño) más RAM necesaria. Cuando no hay RAM disponible para satisfacer todo, el terminal debe de ir cerrando aplicaciones/servicios, haciendo que el dispositivo se vuelva muy muy lento. De nuevo, como se traduce esto??

Quizás una de las mejores formas de ver esto es mirando el número de servicios de los que Facebook hace gala. Estos servicios son por así decirlo pequeños procesos dentro de la aplicación que se disparan (o no) en ciertas ocasiones (o de forma ininterrumpida). Evidentemente a más servicios más pesada es la aplicación. Lo sorprendente del caso es que Facebook es sin duda alguna la aplicación con mayor número de servicios que se haya visto… o al menos que haya visto yo claro está. La única que la supera es como es natural los servicios de Google que TODOS tienen instalado en su terminal, pero esto no es comparable, ya que los servicios de Google son núcleo principal de todo Android. De nuevo… en números?

Servicios de Facebook: 67
Servicios de Google+: 35

Por si fuese poco, por lo general Facebook mantiene en ejecución de forma constante un buen número de ellos.

——————-

¿Como lidiar con ello?

Podemos hacer algunas cosas. En primer lugar recomendaría a la inmensa mayoría a usar lo que Facebook ha llamado “Facebook Lite”. La aplicación FB ha llegado a tal extremo que incluso los propios desarrolladores se han dado cuenta que muchos terminales tienen problemas para hacerla funcionar por la inmensa cantidad de recursos que necesita, así que lanzaron hace poco de forma “sigilosa” y sin darle publicidad una versión reducida de su aplicación. En teoría eta aplicación SOLO podrían instalarla aquellas personas que dispongan de terminales realmente bajos, forzando así Facebook a tener que instalar la versión ordinaria en el 90% de los casos, aun cuando la versión Lite funciona mucho mejor en un % muy superior.

Está claro que Facebook quiere que se siga usando su versión ordinaria. Pero esto no quita el echo de que podamos instalarla por nosotros mismos, aunque no por canales oficiales desgraciadamente. La aplicación es oficial:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.facebook.lite&hl=es

No obstante quien intente instalarla posiblemente le diga que su terminal no es compatible. Para poder instalarla deberá de descargarla desde cualquier sitio el APK directamente e instalarla, ya sea a través del navegador, de un gestor de archivos, por ADB, enviándosela por correo electrónico… podría poner enlaces pero ya conocéis mi política sobre ello. Haced una simple búsqueda en google y listo. La versión más actual hasta la fecha es la 1.5.0.13.30 (a día 28/02/15). La aplicación es más fea que la ordinaria estéticamente, pero pensad que el APK no llega siquiera a los 300KB, y que la aplicación es prácticamente a todos los efectos igual funcionalmente, y ademas ES POSIBLE USARLA PARA LEER MENSAJES Y CHATEAR, sin necesidad de otras aplicaciones. Por otro lado no tiene servicios asociados a ella, y el consumo de RAM es infinitamente inferior, y la aplicación corre mucho más rápida.

 

Quien no quiera usar Facebook Lite, las alternativas son más escasas. Lo primero sería deshabilitar gran parte de los 67 servicios que requiere. Que la aplicación use 67 servicios no quiere decir que nosotros no podamos bloquear los que queramos. De echo os puedo asegurar que la aplicación funciona perfectamente aun cuando se bloquean la mayoría de ellos. Por desgracia la única forma de bloquear servicios de una aplicación requiere tener el dispositivo Rooteado. Si es así, podemos hacer uso de aplicaciones como por ejemplo Disable Service:

https://play.google.com/store/apps/details?id=cn.wq.disableservice&hl=es

La mejor forma de ver que servicios son necesarios es o por su nombre e inducirlo, o prueba error.

Screenshot_2015-02-28-16-15-26

 

 Hablemos de datos generados

El tamaño es algo preocupante, pero el problema de espacio va mas allá. Como cualquier aplicación que se precie (y más si es una aplicación “online”) hace uso de una caché de datos. Esta caché va almacenando datos temporales con el fin de reusarlos cuando se requieran sin necesidad de realizar de nuevo peticiones a los servidores y descargar de nuevo el contenido, y que de este modo todo sea más rápido. Es lógico, si veo A, un minuto después veo B y un minuto después vuelvo a ver A, si A estaba cacheado esto sería automático. La teoría es clara, el problema sucede cuando este cacheo de datos no es eficiente.

Cuanto más usamos el navegador Web o cualquier aplicación de redes sociales, el caché aumenta como es natural, pero igualmente importante es saber que contenido se debe de cachear, por cuanto tiempo y poner un límite a ello. Esto es lógico, no querríamos cachear por ejemplo contenido por el que se busca una actualización ni agotar el espacio en disco por un caché enorme, que además hace que toda la aplicación sea más lenta.

Facebook hace un uso muy extensivo del caché… el problema es que ni permite delimitarlo, ni parece a veces tener fijado períodos de validez (fecha tras la cual los datos en una caché son purgados) y parece quererlo cachear todo siempre. En números?? Lo siento… no puedo, cada usuario tendrá valores muy dispares, y dependerán de cada caso y uso. No obstante invito a cada uno que mire en sus dispositivo a cuanto asciende este montante: Ajustes/Aplicaciones/Descargadas(o todas)/Facebook -> Cache. No nos sorprenderá ver como el caché llega en muchos casos perfectamente a los 200-400MB.

Otro problema que añade Facebook a la ecuación, es que desde hace un tiempo incluyó en su propia aplicación “visor web,” para que los usuarios al darle a algún artículo o enlace externo en vez de hacerse en nuestro navegador (mucho más funcional e infinitamente más seguro) lo abra en su propio “visor web”, el cual usa por supuesto más caché.

——————-

¿Como lidiar con ello?

Es más complicado evitar esto. Por desgracia Facebook no posee ningún parámetro para controlar la caché máxima usada o incluso deshabilitarla. La única opción es regularmente acceder a los ajustes del terminal y eliminarla: Ajustes/Aplicaciones/Todas|Descargadas -> Facebook -> Limpiar Caché.

Paralelamente, podemos cada X en X eliminar también los datos de esta, aunque eso nos obligaría tener que volver a Iniciar Sesión, y la mayoría de los datos se volverían a recrear.

Por supuesto, otra opción a todo este problema sería en gran parte usar, de nuevo, Facebook Lite.

 

Hablemos de Permisos

 Como cualquier aplicación móvil que dispongamos a día de hoy, cada una requiere de ciertos permisos para poder así acceder a los diferentes recursos de nuestro dispositivo, y por supuesto a nuestra información privada. Esto es necesario ya que si se denegase de forma global nuestra información a las aplicaciones la variedad de estas sería mas bien escasa, a fin de cuenta de poco sirve una aplicación de Contactos o Calendario si esta no puede acceder a nuestros contactos o calendario.

La picaresca de todo ello es evidente. Si una aplicación tiene permisos para acceder a X y dicha aplicación tiene permiso para acceder a la red, en teoría NADA le impediría enviar los datos X a los cuales tenía concedido permiso a un servidor remoto… es decir, robarnos información privada. En un mundo idílico en el que TODOS actuásemos siempre de buena fe esto no sería un problema ya que interpretaríamos que las aplicaciones tan solo accederían a nuestros datos a los cuales tienen permiso cuando así lo necesitasen para nuestro correcto uso, y que jamás accederían a nuestros datos (con permiso o sin ellos) para ser usados con fines maléficos. El problema es que nuestro mundo dicta mucho de ser idílico, y la información es poder.

Dicho esto, es necesario ciertos permisos a las aplicaciones?? Sí siempre y cuando su uso sea justificado. No cuando dicha aplicación no tendría que hacer uso de la información que solicita. Vamos a ver ejemplos lícitos:

-Whatsapp acceso a contactos -> Es necesario, de lo contrario no podríamos conocer el estado de nuestros contactos, ni siquiera el nombre de ellos en la aplicacion.
-Whatsapp ubicación -> Necesario, pero la aplicación sólo debería de acceder a la ubicación CUANDO COMPARTIMOS NUESTRA UBICACIÓN CON UN CONTACTO, no antes, no después (actualmente es como lo hace)
-Facebook -> Acceso al almacenamiento -> Es necesario dado que podemos compartir fotos y otros, y por tanto la aplicación debe de poder acceder a nuestro almacenamiento
-Aplicaciones de Cámara -> Necesita acceso a la cámara porque de lo contrario serviría para poco..

La mayoría de los permisos de Facebook son realmente legítimos y su uso es justificado, el problema es que hay otros permisos que aun siendo justificados hace uso de ellos cuando él quiere, y otros que por descontado son peligrosos. No voy a listar todos los permisos, sólo los que nos interesan:

-Ubicación: Facebook en teoría hace uso de este permiso para poder establecer en las entradas la ubicación desde la cual se realiza la publicación, lo cual podría ser legítimo. El problema es que nuestra ubicación se está transmitiendo de forma constante a Facebook la queramos usar o no. Esto quiere decir que Facebook puede saber prácticamente en cualquier momento la ubicación, al menos aproximada, de cualquiera que no tenga dicho permiso bloqueado.

-Contactos: Facebook generalmente nada más arrancarlo nos permite si deseamos “compartir” nuestra agenda generosamente con ellos. Sí, tal como suena, nuestra agenda de contactos es enviada a Facebook. La excusa a esto es que así el usuario puede encontrar a amigos que no tengan en su facebook gracias a que Facebook cruza su agenda con números de teléfonos registrados en Facebook y demás. Personalmente me parece cuanto menos peligroso este tipo de prácticas.

-Llamadas: Es posible que en algún punto de Facebook este permita llamar directamente a un contacto de Facebook, cosa que ignoro, pero lo cierto es que Facebook tiene permitido el poder realizar llamadas desde el terminal, así como leer y mandar SMS. No pongo en tela de juicio el uso que hagan de él, y al contrario de lo que sucede con la ubicación no tengo constancia de que facebook haga uso de este permiso… pero si está para algo estará.

——————-

¿Como lidiar con ello?

Por lo general no podemos rescindir permisos de una aplicación. Podemos no instalarla si no estamos de acuerdo con ella, pero no seleccionar selectivamente estos a la hora de instalarla. No obstante, al igual que sucedía con los servicios, si el dispositivo está Rooteado o incluso en algunas versiones de Android JellyBean sin necesidad de rootear, podemos instalar/usar un gestor de permisos que sí nos permita de forma selectiva habilitar aquellos que deseamos o no. Algunas ROMs personalizadas así como algunas de algunos fabricantes TAMBIÉN permiten realizar esto de un modo similar.

Hay que tener no obstante cuidado cuando se restringe un permiso a una aplicación, ya que muchas veces podemos estar suprimiendo un permiso necesario para su correcto funcionamiento, y el eliminarlo supondría desde un comportamiento anómalo hasta el crash de la aplicación misma. Así que cuidado…

En este caso por poner un ejemplo podríamos usar la siguiente aplicación, inspirada a su vez a la funcionalidad nativa que Google implementó de forma secreta en JellyBean y eliminó más tarde:

https://play.google.com/store/apps/details?id=fr.slvn.appops&hl=es

 Lo más útil posiblemente de este tipo de aplicaciones es que te muestra incluso cuando fue la última vez que una aplicación hizo uso de alguno de los permisos listados. Por contra, no se listan TODOS los permisos que tienen las aplicaciones.

Screenshot_2015-03-01-19-14-41

Faltan un buen puñado más que está más arriba. En mi caso por ejemplo, tan solo tiene permisos para básicamente mostrarme las notificaciones y mantenerse la aplicación de fondo. Si pusiese una imagen la haría desde la cámara propia y no desde las funciones integradas de Facebook, así como si lo que quisiese fuese enviar un mensaje de voz… evidentemente al denegar el acceso a facebook a dichos permisos, es normal que algunas funciones no funcionasen correctamente. Por otro lado me aseguro que Facebook no pueda tener nunca ni acceder a mi agenda, a mi cámara, calendario, ubicacion… y otros.

Otra buena forma de combatir estos abusos es aplicar un planteamiento diferente. El problema es evidente el posible robo de información, o el no desear que otros tengan nuestros datos. Bien, en aquellas aplicaciones por tanto que no requieran realmente una conexión a Internet y que la usan ya sea para mostrarnos publicidad, reportar estadísticas y otros… se les puede denegar la conexión. Dicho de otro modo, podemos bloquear cualquier aplicación a que acceda a internet, y por ello accedan a la información que accedan es irrelevante, puesto que no puede comunicarla (a lo mejor por SMS u otros medios, pero no entremos en eso). Muchas ROMs e incluso aplicaciones de seguridad permiten hacer esto de forma sencilla, y podemos escoger a voluntad que aplicaciones tienen acceso y cuales no, ya sea por WIFI o por redes móviles.

Personalmente me gusta lo sencillo:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.googlecode.droidwall.free&hl=es

De cualquier modo esta aplicación requeriría Root, y en el caso de Facebook sería totalmente ineficaz, ya que Facebook requiere como es natural acceso a la red sí o sí. Pero la dejo de todos modos por su simpleza, comodidad y realmente utilidad.

 

Hablemos de duplicidades

Hace algún tiempo, cuando deseábamos hablar con un contacto o leer sencillamente un simple mensaje privado de Facebook lo podíamos hacer de forma sencilla a través de la propia aplicación. En algún punto Facebook decidió que para que permitir a los usuarios hacer eso, si podían sacar OTRA aplicación para poder hacer LO MISMO en esencia, con la pega de tener que instalar otra aplicación, con el consumo de espacio añadido, consumo de servicios añadidos, permisos añadidos… suma y sigue, suma y sigue.

Muchos podrán decir que es una idea muy adecuada para aquellos que no quieren usar Facebook para “hablar”, o para que aquellos que no usasen estas funciones tener una aplicación de Facebook más ligera eliminando de ella todos los servicios y funciones asociadas al chateo. El problema es que esto es falso.

La aplicación oficial de Facebook sigue estando totalmente equipada para funcionar de forma autónoma para chatear y leer mensajes privados, no solo no se ha eliminado sus funciones sino que se han seguido implementando en ella. Que la mayoría de las personas no pueda usar dicha función no radica en el echo de que se haya siquiera eliminado de Facebook, sino que estos por defecto impiden el acceso a dicha característica, para forzar evidentemente a instalar su Messenger.

No obstante la aplicación de Messenger no es la única duplicidad que Facebook quiere tener en su aplicación, y como ya comenté anteriormente un “visor” web incorporado para que el usuario en la medida de lo posible nunca abandone el uso de su aplicación, sin contar con que puede recuperar más información del usuario, publicidad…

En un principio la idea podría verse como positiva, pero tiene muchos más contras que pros. Para empezar, un navegador web (ni siquiera un visor web) nace de un día a otro. Son 3 las principales preocupaciones de los navegadores: Compatibilidad/Estándares, Seguridad y Rendimiento. Abrir un enlace en Facebook puede ser tremendamente peligroso, dado que los navegadores son el 1º foco de entrada a los exploits!! Si ya le cuesta mucho trabajo a Chrome, Firefox, IE… lidiar con ellos, un visor web mejor ni mentarlo. Por otro lado, rara es la semana que no me llama alguien o me comenta que cada vez que esta en FB e intenta ver algo desde él la página no se muestra correctamente o la aplicación se cierra o causas similares… y lo que no sabe ese usuario es que realmente FB está abriendo dicho enlace en la misma aplicación, no en su navegador web de siempre.

 ——————-

¿Como lidiar con ello?

 No podemos eliminar funciones integradas en Facebook, pero podemos ponerles coto. En primer lugar, pensar si realmente necesitamos la aplicación Messenger. Me encuentro a diarios terminales que tienen un elenco sin fin de aplicaciones de mensajería y de Redes Sociales. ¿Realmente se necesitan tantas? Personalmente me niego a tener instalada una aplicación de mensajería para cada ocasión o persona, y si a quien quiere comunicarse conmigo no le parece adecuado… pues que no lo haga. Estar comunicado SI, pero no a cualquier precio, hay que ser práctico, de nada me facilita la vida 100 aplicaciones. Messenger para Facebook?? No gracias. Sobre el “navegador” interno?? Más de lo mismo, pero eso lo trataré mejor en la siguiente sección, dado que esta opción si puede deshabilitarse directamente en Facebook.

El problema es que Facebook impide entonces el acceso a mensajes privados y a contactar directamente con ellos (cosa que me parece totalmente inaceptable). Por suerte este atropello sí podemos sortearlo de dos formas diferentes.

-La primera, pasa por usar Facebook Lite que SI PERMITE estas opciones
-La segunda pasa por modificar una pequeña variable en las preferencias internas de Facebook para poder habilitar de forma permanente el messenger QUE TIENE y que Facebook deshabilita para que instalemos su aplicación

Sobre la primera solución ya se ha citado, sobre la segunda habrá que hacer uso de nuevo de un terminal Rooteado. Por qué?? Porque en Android la única aplicación que puede acceder a sus datos es ella misma… y por supuesto el superusuario root. Con él podemos entrar, salir, modificar… a voluntad lo que queramos. En este caso es un proceso sencillo, y podemos hacerlo desde el propio terminal o desde un PC si lo preferimos. De lo que se trata es básicamente abrir la base de datos de las preferencias internas de Facebook, modificar la que deseamos, guardar los cambios y listo.

El archivo que necesitamos localizar está en la carpeta de datos de Facebook, esto es generalmente en:

/data/data/com.facebook.katana/databases/prefs_db

Es una base de datos estándar SQLite con un buen número de parámetros. El que nos interesa sin embargo (en la tabla preferences) es_

“/config/force_messenger/first_shown_1”

La tabla contiene 3 columnas, el parámetro (key) que es el que hemos indicado, Type que establece el tipo de dato (booleano, entero…) que dicho parámetro almacena, y la última columna el valor. El valor de dicha preferencia no es otra cosa que un timestamp (fecha) de cuando fue la primera vez que se abrió Facebook en esa instalación. Si lo pensamos, cuando instalamos de nuevas Facebook podemos de echo usar el messenger durante un tiempo. Internamente Facebook sencillamente hace una cuenta sencilla, si han pasado X días desde la instalación, se impide el acceso a los mensajes. Como arreglarlo? Sencillamente, estableciendo un timestamp absurdo futuro, de este modo esos X días nunca llegarán a pasar.

El valor es un timestamp Epoch linux estándar. Posiblemente el valor que cada uno tiene puesto actualmente sea aproximado al día que inició FB por 1º vez desde la instalación de la aplicación (o si se eliminaron los datos de esta). No voy ahora a explicar el significado de dicho número porque hay más que información en internet sobre ello, basta decir que si ese valor (que equivale a una fecha y hora concreta) lo modificamos por otra futura de amplio rango… problema solucionado. Por ejemplo, podríamos cambiar dicho valor por:

“2524608000”, que sería el 1 de Enero de 2050 a las 0.00.

Con guardar los cambios en la base de datos y actualizar el archivo original, el problema estaría solucionado, tendríamos acceso tanto a nuestros mensajes privados como a poder chatear con cualquier contacto sin necesidad de la aplicación externa.

 

 Hablemos del tráfico de Datos usados

 Datos, datos, datos… No, no tenemos planes de datos ilimitados. Por WIFI no hay problema, pero cuando pasamos a redes móviles muchos se dan cuenta que sus planes de datos actuales se van quedando cada vez con menor margen de maniobra, y en muchos casos obligados a buscar planes de datos mayores. Pero como es posible que antes con 1GB algunos pudiesen hacer MÁS de lo que ahora pueden hacer con 2GB?? No es un misterio, y no es siquiera un complot en nuestra contra!! Es el abuso de algunos desarrolladores que creen que todos los recursos son ilimitados, y aplican incorrectamente políticas en la forma de gestionar estos recursos.

Cualquier aplicación que pueda hacer un uso alto de datos, debería de aplicar por defecto reglas conservadoras en cuanto al uso de datos móviles, es decir, permitir por defecto si se desea los datos por WIFI, pero al menos PREGUNTAR si se desean ciertas características a través de redes móviles. Un ejemplo sencillo de una buena política aplicada a este aspecto es cada vez que descargamos desde Play Store una aplicación con datos masivos adjuntos… automáticamente nos pregunta (incluso aconseja) que los datos masivos de ese tipo se hagan por WIFI. Play Music?? Lo mismo, por defecto la calidad de Streaming para redes móviles es más baja, igual sucede por supuesto con YouTube. Aplicaciones que pueden exprimir en un momento nuestros datos.

Tenemos otros ejemplos de políticas mal aplicadas. El caso más sencillo es WhatsApp. Hizo falta MUCHAS actualizaciones para poder AL MENOS escoger cuando queríamos que las imágenes y vídeos se descargasen automáticamente. Y aun así, a día de hoy, la opción por defecto es descargarlo TODO ya sea por WIFI o Datos. Esto significa que por defecto podríamos de forma sencilla agotar el plan de datos de CUALQUIER usuario, y dado que por defecto WhatsApp permite la comunicación entre usuarios, eso se traduce en que podríamos agotar el plan de datos de la mayoría de cualquier usuario tan solo conociendo su teléfono, y mandando sin parar vídeos e imágenes desde nuestra red WIFI.

Volviendo al tema que nos concierne hoy. Pero, como está todo esto relacionado con Facebook?? Es solo una red Social, no debería de tener un uso tan excesivo de datos!! Sí, esa es la teoría. Invito a TODOS a mirar el consumo de datos que se está llevando mensualmente su Facebook… por favor, hacerlo: Ajustes/UsoDatos… Estoy convencido a que la mayoría que suela estar de un sitio para otro (y por tanto haga mayor uso de datos y no wifi) y use Facebook de forma habitual, ese consumo de datos puede llegar fácilmente al 1GB!! Y no, no es una broma.

Podéis creerme cuando os digo que tampoco es raro que alguien me venga diciendo que se ha comido todos los datos y no sabe como o donde o cuando… Ajustes, Uso de Datos… y sorpresa sorpresa: Facebook.

Esto se debe a dos causas principalmente, y no, no es por las fotos que se puedan cotillear, estas en su conjunto no ocasionan tantos datos. El problema principal es el modo en el que Facebook “precarga” los datos. Por un lado el stream pricipal del usuario en el que están todas las entradas, y en segundo lugar y causa PRINCIPAL, es que a los amigos de Facebook se les ocurrió la genial idea de que los vídeos que pone la gente se comenzasen a reproducir AUTOMATICAMENTE a medida que nos desplazamos por nuestro stream. Si se reproducen significa evidentemente que se están descargando… con lo que la gracia es importante. Abrimos FB, alguien ha puesto un vídeo y este automáticamente se descarga y ejecuta. Un vídeo no aporta mucho, pero a lo largo del mes que a lo mejor hemos tenido que lidiar con 20 0 30 de estos incluso sin saberlo nosotros, más todo lo demás… creerme que ese consumo absurdamente algo es debido en su mayor parte a esto. De nuevo, no me parece mal tener una opción que permita realizar esto, el problema es como cuando se hizo en WhatsApp aplicar incorrectamente las políticas por defecto, y en este caso dicho comportamiento está habilitado por defecto SIEMPRE!!

 ——————-

¿Como lidiar con ello?

Afortunadamente aquí lo tenemos más fácil. Tan solo debemos configurar bien Facebook para impedir que esto vuelva a suceder. En los propios ajustes de la aplicación está la opción para cambiar este comportamiento, el cual aconsejo simplemente en ponerlo en nunca. De paso, y como dije anteriormente, también disponemos de la opción para deshabilitar el visor interno de Facebook para Webs, que recomiendo igualmente desactivarlo (es decir, activar siempre el navegador Externo)

Screenshot_2015-02-28-16-16-07

Algo tan sencillo como esto puede ahorrarle a más de uno una cantidad sumamente elevada de datos, y eso en definitiva es dinero.


 

 

La manía que tienen las compañías de intentar meterte lo suyo por los ojos no beneficia a nadie… tan solo y a corto/medio plazo a ellos, pero a la larga lo último que te queda es confianza en compañías así. Otro ejemplo es Messenger, que confianza puede dar una compañía que obliga a sus usuarios a usar OTRA aplicación para usar las mismas funciones que su propia aplicación ya tiene… es absurdo cuanto menos. No digo que exista siempre una mano negra ni mucho menos, pero es más que evidente que aquí nadie da nada a cambio de nada, que muy pocas compañías miran realmente por las necesidades de sus usuarios y tan solo en como rentabilizar al máximo sus productos.

 

Hasta aquí por hoy amigos, un saludo a todos.