Sobre mi…

¿Quien soy?

Resumir esas dos palabras en otras cuantas sería poco acertado y fráncamente… imposible. Al igual, aunque quisiese no podría hacer un breve resumen de mí o de mi vida, en todo. Así que contentaros con la mejor imagen que he podido encontrar de mí, al menos así tengo cara…

¿Mi nombre? No creo que importe demasiado, para ti soy simplemente Theliel, y como se puede sacar de la foto, varón. Pero para comenzar os dejo mis datos de contacto para quien quiera preguntar algo, ya sea referente al blog u otra pregunta de cualquier otra índole, y por supuesto sugerencias, ideas… si quieres que escriba sobre algo que pueda ser de interés para mi… preguntar dicen que no es ofender. Por favor, acude al Formulario de Contacto y házmelo llegar

Existe una cantidad ingente de personas que hacen de Internet la mayor red social de todas, el mayor lugar para compartir, aprender, disfrutar… por supuesto existe la otra cara de la moneda, y la gran Red de Redes se convierte en prostitución de ideas, pornografía infantil, delitos telemáticos… A fin de cuentas. como todo en esta vida, todo tiene siempre dos caras. En la medida que podemos las personas de “bien”, hacemos que esta macro-comunidad continue siendo libre, llena de información… y sobre todo y más importante: Humana.

Cuando nosotros como usuarios, nosotros como arquitectos, comprendemos la importancia y el valor de este regalo de nuestros tiempos, comprendemos que Internet no comprende de sexo, de religión, de color de piel, de fronteras. Para nosotros la gran red es casi una entidad propia en la que todos navegamos. Es evidente que muchas veces esto es solo una filosofía utópica, pues comprendemos que todos esos valores igualmente que existen, igualmente no existen. Así sabemos que Internet se censura en países como China, no llega a los más desfavorecidos, se usa para realizar suicidios colectivos en nombre de Dios o se usa para politicalizar o insultar a aquellos que no respetamos por ser simplemente diferente a nosotros.

Pero Internet es algo más que eso. Tengo xx años, y he visto la mejor y la peor de las caras de este mundo. Muchos de nosotros la hemos visto nacer, crecer y ser ya casi infinita. Atrás quedan los tiempos de Mosaic, de las conexiónes via Modem por las que era necesario pagar ingentes cantitades. Aun recuerdo el regalo de cumpleaños que un familiar mío me hizo por mis ¿13? cumpleaños. Poder navegar por Internet. Recuerdo sentarme delante de ese teclado ansioso por navegar sin saber siquiera por donde empezar. ¿A mi lado? Una guia de miles de páginas con diferentes direcciones de Internet.

Todos en algún momento comenzamos en esta Red. Algunos por necesidad, otros por curiosidad y otros por mera diversión y entretenimiento. Algunos no dejaremos huella, simplemente buscaremos, encontraremos y nos iremos hasta otro momento. Otros en cambio nos quedamos. Cada vez más personas en el mundo dejan algo de ellos en la red. Algunos dejan fotos, otros interactuan con redes sociales haciendo amistades… otros tenemos blogs para expresar ideas o simplemente para tener ese espacio para nosotros que de otro modo no tendríamos. Y otros hacen de Internet el mayor compendio de información del mundo.

Así, solo pretendo agradecerle a todos aquellos que de algún modo hicieron/hacen/harán contribuir a hacer crecer esta Internet nuestra. Para mí no hay nada más increible que el conocimiento. Teniendo en cuenta que en mi caso particular lo centro en la Informática, Tecnología… y otros tantos campos que no cabrían en estas letras y que muchos me podrían tildar de demasiado romántico.

He tenido el honor de cruzarme con mentes increibles, de conocer el trabajo de auténticos genios de la programación, diseñadores, hackers, filósofos, matemáticos, físicos… pero seamos francos, no todos tenemos las mismas capacidades, lo que hace que algunos solo podamos como mucho agradecer su tiempo, trabajo y entusiasmo que logran que aprendamos un poco más cada día. Lo cual hace que muchos de nosotros intentemos hacer lo mismo… en otros niveles por supuesto. En realidad no deja de ser una mera posición egoista y el placer que nos da el poder compartir esa parte de conocimiento a otro, a fin de cuenta todos de un modo u otro nos gusta dejar huella.

Page 1 of 2 | Next page